10 de agosto de 2016 21:29

Uchimura se proclama bicampeón olímpico y extiende su leyenda

Kohei Uchimura celebra su campeonato olímpico en la disciplina de gimnasia completa individual durante los Juegos Olímpicos de Río 2016. Foto: AFP

Kohei Uchimura celebra su campeonato olímpico en la disciplina de gimnasia completa individual durante los Juegos Olímpicos de Río 2016. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 5
Agencia DPA
Río de Janeiro
Río2016

No existe mejor gimnasta en el mundo que el japonés Kohei Uchimura, que el miércoles 10 de agosto, en los Juegos de Río de Janeiro, revalidó su título de campeón olímpico en un ajustadísimo y muy emocionante concurso completo individual.

Como en Londres 2012, y con 92.365 puntos al cabo de las seis rotaciones, Uchimura se colgó el oro que premia al gimnasta más completo por delante del ucraniano Oleg Verniaiev, que se quedó con la plata, con 92.266 puntos. El bronce fue para el británico Max Withlock, con 90.641 puntos.

Uchimura inició el concurso en cabeza, después de abrir en el suelo, una de sus especialidades, con un gran ejercicio (15.766) que le dio la primera posición. El seis veces campeón mundial del concurso completo se mantuvo al frente en la segunda rotación, con el caballo con arcos, pero cedió el liderato en la tercera, la de las anillas para él. Los 14.733 puntos que obtuvo lo colocaron por detrás de Verniaiev, mejor que el nipón en las anillas (15.300), y de Whitlock, que realizó un buen salto (15.133).

El multicampeón japonés aprovechó la cuarta rotación y el salto (15.566), otra de sus especialidades, para recuperar una posición. No pudo, sin embargo, superar aún al ucraniano, que ejecutó un salto casi tan bueno como el suyo (15.500) y lo clavó mejor. Tras la quinta ronda, la de las paralelas tanto para Uchimura como para Verniaiev, el ucraniano se mantuvo en cabeza. Subcampeón mundial de este aparato en Glasgow 2015, el europeo completó un mejor ejercicio que el japonés (16.100 frente a los 15.600 del nipón) y mantuvo a Uchimura contra las cuerdas hasta la rotación definitiva.

El nipón, también atesora cuatro platas olímpicas, ejecutó su rutina justo antes que Verniaiev, que se colgó de la barra conociendo la nota de su rival y la que necesitaría él para proclamarse campeón.

Pero Uchimura ejecutó su mejor ejercicio de la tarde carioca, que le dio un 15.800 y, de nuevo, la primera posición provisional. Tras ver cómo el nipón volaba luego de cada suelta, Verniaiev cerró el concurso sabiendo que, para dar la sorpresa y colgarse el oro, necesitaría un ejercicio de 14.899. Se quedó a un suspiro.

14.800 fue la nota que obtuvo, entre alguna tímida protesta del público que, enseguida, dedicó a Uchimura una cerrada ovación. Después de lograr el lunes el oro que le faltaba en el concurso completo por equipos con Japón, el pequeño y al tiempo gigante gimnasta nipón agrandó su leyenda proclamándose bicampeón.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)