22 de March de 2013 14:43

Kimi: "Todo bien, pero esto recién empieza"

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El finlandés Kimi Raikkonen (Lotus) ganó el pasado domingo el Gran Premio de Australia, primera prueba del Mundial de Fórmula 1, y es el primer líder del campeonato de pilotos tras una carrera en la que el español Fernando Alonso (Ferrari) terminó segundo.

El tricampeón del mundo y defensor del título, el alemán Sebastian Vettel (Red Bull), completó el podio del circuito de Albert Park, en una prueba en la que había partido desde la 'pole position' y que ofreció múltiples alternativas durante su emocionante desarrollo.

Alonso, que había salido desde la tercera línea, remontó desde el principio, superó en la salida al australiano Mark Webber (Red Bull) y al británico Lewis Hamilton (Mercedes), y llegó a liderar la competencia durante varias vueltas.

"Ha sido una carrera muy buena, empezamos el campeonato con buen pie en un fin de semana difícil, con condiciones bastante cambiantes", comentó Alonso en la rueda de prensa posterior a la prueba.

Finalmente la estrategia de dos paradas de Raikkonen, que había arrancado desde la cuarta línea, le acabó llevando a la victoria y a ocupar el primer puesto del campeonato mundial de pilotos tras la primera carrera.

"Sabía que el auto iba bien y que iba a ser una gran jornada. Fernando (Alonso) se acercó por momentos, pero he visto que tenía margen y he podido relajarme", declaró.

Tanto el español como Vettel optaron por tres paradas para cambiar los neumáticos, circunstancia que favoreció al vencedor.

En una pista seca, sin la tormenta que obligó a aplazar la segunda y tercera sesiones de calificación, Raikkonen, de 33 años y campeón del mundo en el 2007 con Ferrari, logró la 20ª victoria de su carrera. Su último triunfo había sido hace cuatro meses en Abu Dhabi, con un podio idéntico al de Melbourne.

[[OBJECT]]

"Ha sido un fin de semana con muchas trampas, en el que podías cometer algún error y podías haber salido de aquí con cero o con muy pocos puntos. Hemos estado sólidos, serenos, solo nos ha faltado la victoria para poner la guinda a este comienzo de campeonato", explicó el ibérico Alonso.

Vettel, por su parte, se mostró sorprendido del rendimiento de la marca italiana. "Ha sido una sorpresa cuando he visto que Fernando (Alonso) me adelantaba en la parada, ha tenido un ritmo increíble. Felicito a Ferrari, pero hemos sido terceros y está bien", señaló.

El cuarto puesto fue para el brasileño Felipe Massa, lo que otorga a Ferrari el primer lugar en la clasificación del Mundial de equipos.

Hamilton, en su primera prueba con su nueva escudería, ocupó la quinta posición. Webber finalizó sexto y el alemán Adrian Sutil (Force India) , tras una gran carrera en su regreso a la F1, terminó séptimo.

En Melbourne acabaron la carrera 18 de los 22 monoplazas que la empezaron. Entre los abandonos se destacó la mala fortuna del alemán Nico Rosberg (Mercedes), que había finalizado en primera posición la primera sesión de calificación. El venezolano Pastor Maldonado (Williams) también se vio obligado a abandonar después de salirse de la pista en la vuelta 26.

" Fue un final decepcionante para un fin de semana difícil para mí y para el equipo. El auto no respondió cómo esperábamos en las condiciones de la carrera y desafortunadamente he acabado en la gravilla", aseguró Maldonado.

El mexicano Sergio Pérez sí terminó la prueba, aunque en su primera carrera con McLaren solo pudo acabar en la 11ª posición. Su compañero, el británico Jenson Button, finalizó noveno, lo que confirma el mucho trabajo que tiene por delante la escudería inglesa.

"Fue una carrera muy dura. He hecho una buena salida, lo que siempre es una ventaja, pero después de eso y, aunque el equipo hizo un gran trabajo en la estrategia, no tuve el ritmo suficiente para hacer progresos significativos", sentenció el mexicano sobre los problemas de su formación.

Mejor le fueron las cosas al también mexicano y sustituto de Pérez en Sauber, Esteban Gutiérrez, que en su debut en la máxima categoría del automovilismo finalizó en el 13º puesto después de haber roto el alerón de su monoplaza en la calificación del sábado.

"Mi principal objetivo era terminar la competencia en mi debut en la F1 y lograrlo ha sido algo muy positivo", afirmó el piloto de 21 años.

La segunda carrera del Mundial se disputará mañana en el circuito de Sepang (Malasia), mientras que las sesiones de calificación se realizan desde la mañana de hoy.

Fuente: AFP

Columnista invitado: Alfonso Cucalón

La temporada arrancó con pie derecho. La alternancia de varios pilotos en la punta confirmó la esperada competitividad y solamente una acertada elección de neumáticos pudo hacer la diferencia para que Raikkonen, rápido y constante como siempre, conquistara la victoria en este primer Gran Premio del año.

Bien por Lotus que está reeditando sus años dorados de la época de los 70. Pero si de manejo y coordinación de equipos se trata, sería necesario un podio de media docena de escalones para resaltar los méritos de los punteros.

Ferrari arrancó con un mejorado F138, que permitió a Alonso, permanente aspirante a la corona, y a Massa en plena forma, acceder al segundo y cuarto lugares, justificando las claras ambiciones de la escudería. Los Red Bull no apabullaron como se había anunciado, pero Vettel se mantuvo en la lid a veces luchando por trazar las trayectorias y terminó tercero. Webber, que nunca fue profeta en su tierra, desperdició en la largada su oportunidad y tuvo que conformarse con el sexto puesto, detrás de Hamilton que batalló como de costumbre, con un Mercedes que todavía debe mejorar para permitirle una victoria.

El séptimo lugar de Sutil es poca recompensa para su brillante retorno: batalló en la punta durante casi toda la carrera y conquistó junto a su compañero Di Resta los puntos que ubican a Force India en el 'top five' provisional de equipos. Grandes ausentes de la escena fueron los McLaren, presas de insuficiente adaptación a las nuevas gomas cuya comprensión será determinante en el resto de la temporada. La lluvia que había estado presente en las jornadas previas, finalmente no empañó la carrera de Albert Park que fue apasionante y presagia un reñido campeonato. ¡Si así llueve, que no escampe!

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)