10 de febrero de 2016 09:59

20 años del primer duelo entre Kaspárov y la computadora Deep Blue

Gari Kasparov, el ex campeón de ajedrez, ha sido un duro crítico del Krenmlin. Foto: AFP

Gari Kasparov, el excampeón mundial de ajedrez, nació en 1963. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 1
Agencia EFE

Un día como hoy, 10 de febrero del 2016,  hace veinte años, el excampeón mundial de ajedrez Gary Kaspárov se enfrentó por primera vez con un rival inusual: la supercomputadora Deep Blue, de IBM, que sorprendió ganándole la primera de las seis partidas, disputadas en Filadelfia (Pensilvania).

Deep Blue, desarrollada para evaluar 200 millones de jugadas por segundo, fue la primera computadora capaz de imponerse a un campeón de ajedrez en una partida regulada por tiempo y por normas habituales de competición, y lo hizo en el arranque del duelo, el 10 de febrero de 1996, después de 37 movimientos.

"Sé que mi oponente es invisible, pero creo firmemente que no es invencible", afirmaba Kaspárov antes de la partida.
El desarrollo del choque  se alargó por espacio de tres horas. 

"Sabíamos que la computadora tenía grandes fortalezas, pero no estábamos seguros de que fueran del calibre del campeón mundial", reconocía tras la partida Chung Jen, uno de los ingenieros informáticos de IBM.

Después de ese primer enfrentamiento, Kaspárov, nacido en 1963 en Bakú (Azerbaiyán) y que se consagró a sus 22 años como el campeón mundial de ajedrez más joven, se impondría en tres partidas y empataría dos más para superar a la máquina por 4-2.

Kaspárov, un genio del ajedrez que se caracterizaba por sus agresivos e inesperados ataques, recibió un premio de USD 400 000 por su victoria sobre la máquina.

Aquella cita tuvo lugar en conmemoración del 50 aniversario de la creación de ENIAC (Electronic Numerical Integrator and Computer), la primera computadora electrónica del mundo, de 30 toneladas de peso y quince metros de largo, por parte de la Universidad de Pensilvania.

Sin embargo, Deep Blue tuvo su revancha. En mayo de 1997 una versión mejorada de dicha computadora retó nuevamente a Kaspárov a un segundo duelo celebrado en Nueva York y, en esa ocasión, la máquina resultó vencedora, por 3,5 a 2,5.
Aquel hito, la victoria de la máquina sobre el humano, alumbró el cortometraje documental "Signals: The Man vs. The Machine" (2014), dirigido por Frank Marshall. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)