17 de February de 2015 21:04

Los clubes prefieren la garra charrúa

Los uruguayos Christian Núñez (izq.) y Brahian Alemán juegan en Independiente y Barcelona, en ese orden. Foto: Santiago Arcos para EL COMERCIO

Los uruguayos Christian Núñez (izq.) y Brahian Alemán juegan en Independiente y Barcelona, en ese orden. Foto: Santiago Arcos para EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 6
Fabián Alarcón
Redactor (D)

La presencia de cuatro técnicos uruguayos en los clubes de la Serie A generó que el número de futbolistas de ese país también se incrementara para esta temporada. Así, en siete equipos participantes están repartidos 13 jugadores charrúas, cuando el año pasado hubo seis.

¿Por qué se inclinaron los directivos por los uruguayos? Santiago Morales, gerente deportivo del Independiente del Valle, argumentó que en el caso de los ‘rayados’ todo se originó con la contratación del DT Pablo Repetto. Sus antecedentes en Fénix, cuya estructura es similar a la del conjunto ecuatoriano y que fue exitoso con la proyección de juveniles, influyeron en la decisión.

De ahí, él trajo a los jugadores que son de su confianza. En su mayoría han dado resultados positivos. Los uruguayos “tienen un buen nivel actualmente”, sustentó Morales. Además del cuerpo técnico, sus cuatro refuerzos son charrúas.

Repetto confirmó que cada entrenador trae a los jugadores de su confianza, “que conoce a la perfección”. También se alegra por sus compatriotas que están en otros equipos locales.

Otro factor que motiva a los clubes a fichar charrúas se debe al éxito pasado que tuvieron en clubes como Emelec, Liga, Barcelona y Deportivo Quito, que consiguieron campeonatos con sus aportes. Se menciona a nombres como Mario Saralegui, Víctor Manuel Battaini, Carlos Ernesto Berrueta, Rubén Beninca…

“Además, el fútbol uruguayo atraviesa por un buen momento”, destacó el exjugador Nelson Moraes, que militó en Emelec, Aucas y Liga. El combinado celeste se destacó en el Mundial de Sudáfrica 2010 y ganó la Copa América 2011, donde se exhibieron talentos como Luis Suárez, figura en el FC Barcelona.


A criterio de Moraes, la inclinación de los equipos ecuatorianos “no pasa por el tema económico, es más por su dedicación al trabajo, entrega y porque no les gusta la prensa”.

El último jugador de esta nacionalidad en incorporarse el balompié tricolor fue Brahian Alemán, quien ya debutó con la blusa del Barcelona. Según medios argentinos, el club porteño habría pagado USD 1,5 millones al Arsenal de Sarandí.

De los 13 uruguayos en el torneo, el de mayor éxito es Christian Núñez, del Independiente del Valle. El lateral de 32 años cuenta con dos títulos de Primera con el Nacional de su país y ha disputado copas Libertadores y Sudamericana.

El de mayor trayectoria es el zaguero Andrés Lamas, del Barcelona. Él pasó por equipos de Turquía y España, además de su país y de Ecuador. En Uruguay ganó un campeonato nacional con Defensor.

“Da mucha alegría ver que las puertas de Ecuador se han abierto nuevamente para los uruguayos, que hemos sido exitosos la gran mayoría”, agregó Moraes, al tiempo que citó a otras figuras como Tony Gómez (Barcelona), Luis Alberto Aguerre, Juan Ramón Silva…

El gasto salarial es otro factor que analizan los equipos, y más si fueron futbolistas que disputaron torneos internacionales y brillaron en Primera Categoría. Los jugadores charrúas (que son minoría ante los 20 argentinos), cuyos salarios oscilan entre USD 8 000 y 12 000, compiten contra los más de USD 15 000 de los gauchos.

Esta diferencia es notoria igual en los DT. Los charrúas, en su mayoría, llegan a dirigir por salarios que oscilan entre USD 4 000 y 6 000, independientemente de su experiencia. El contraste, hay argentinos de menor trayectoria que cobran entre USD 2 000 y 6 000. Y los experimentados alcanzan los 30 000.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)