17 de julio de 2015 16:28

Rebeldía, imposición o justicia en el caso de la nadadora mexicana González

La nadadora mexicana Fernanda Gonzalez durante el warm-up antesdel primer día de competencias de natación en los Juegos Panamericanos en Toronto, Canada. AFP

La nadadora mexicana Fernanda Gonzalez durante el warm-up antesdel primer día de competencias de natación en los Juegos Panamericanos en Toronto, Canada. AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 26
Triste 2
Indiferente 3
Sorprendido 2
Contento 6
Agencia AFP
Sub17

Tras evadir la posibilidad de ser expulsada de los Juegos Panamericanos por usar un traje de baño de marca distinta a la que patrocina a su federación, María Fernanda González, la mejor nadadora mexicana de la actualidad, pudo mantenerse en Toronto para competir el viernes en las pruebas de los 100 metros espalda.

El viernes temprano, Fernanda quedó segunda en su heat eliminatorio y se clasificó a la final que deberá afrontar con el traje de la marca que patrocina a la Federación Mexicana de Natación: Arena.

Dos días atrás, el miércoles por la mañana, González Ramírez compitió en la eliminatoria de los 100 metros espalda y lo hizo con un traje de la marca Speedo, su patrocinador personal. La mexicana marcó un registro de 2:14.28 con ese bañador.

Haber utilizado esa indumentaria de inmediato causó molestia en los federativos que para la final de la tarde le ordenaron usar el traje de la marca oficial. Así fue y su tiempo bajó en más de dos segundos (2:16.79).

"Me obligaron a usar este traje. No lo conocía, se me metía el agua y me apretaba las piernas", declaró González a la televisora ESPN. "Ellos (los directivos) tendrán que asumir las consecuencias y los resultados", añadió la nadadora.

María Fernanda dejó saber que unas horas antes de la final tuvo una conversación con los dirigentes mexicanos encabezados por Mario García de la Torre, Jefe de la Misión, en la que le habían ordenado competir con el traje de baño de la marca oficial.

La deportista se mostró desafiante: dijo que nadaría desnuda si no le dejaban usar el traje de baño que a ella le sienta bien. Le advirtieron que de hacer su voluntad le quitarían la acreditación y le pedirían que volviera a México.

"Esto es un problema de dinero", explicó el jueves Carlos Padilla Becerra, presidente del Comité Olímpico Mexicano. "Comprendemos que quiera ganarse un dinero, pero no a costa del prestigio de la delegación".

Padilla Becerra señaló que González ha sido "recurrentemente indisciplinada" y recordó que en los pasados Juegos Centroamericanos y del Caribe Veracruz-2014 utilizó un bañador de la marca Nike en vez de la marca autorizada por la Federación. En esa justa Fernanda se llevó cinco medallas de oro.

El jueves por la tarde la deportista y la dirigencia mexicana se sentaron a conversar. Todo quedó en la amonestación verbal a la ganadora y en el acuerdo de la utilización del traje de baño de la marca oficial en las competencias del viernes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (19)
No (15)