21 de agosto de 2016 00:00

Juegos con farándula y alta tecnología

La introducción de la realidad virtual en estos Juegos supuso un cambio en la manera en que disfrutaron las competencias. Foto:

La introducción de la realidad virtual en estos Juegos supuso un cambio en la manera en que disfrutaron las competencias. 

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Diego Ortiz

Los Juego Olímpicos del 2016 dejaron mucho más que medallas, glorias y derrotas. Fueron un espacio en el cual se pudo apreciar que el deporte es una oportunidad para exponer mundialmente la imagen de los atletas y, asimismo, para presentar lo más reciente en innovación tecnológica.

En este año, Brasil se convirtió en el escenario para visualizar hechos como la espectacularidad de las hermanas Hahner, disfrutar del talento de un DJ cuya materia prima fueron las barras de los equipos, y llegar a una experiencia ‘inmersiva’ en las competencias gracias a la implementación de la realidad virtual.

Espectáculo

Las gemelas Lisa y Anna Hahner llegaron tomadas de la mano en la maratón de Río. Y a pesar de sus sonrisas, para la Federación Alemana de Atletismo esto fue irrespetuoso ya que sería una muestra de que para ellas solo fue un espectáculo para exponerse como una marca comercial.

Realidad virtual


La introducción de la realidad virtual en estos Juegos supuso un cambio en la manera en que disfrutaron las competencias. Por primera vez, gente de todo el mundo pudo ver de cerca a sus deportistas favoritos gracias a las diferentes plataformas que ofrecieron este servicio a sus usuarios.

Innovación

En este año se vivió la experiencia del atleta tecnológico; aquel que está conectado con dispositivos que le permiten ver su rendimiento en tiempo real. Eso es lo que pasó, por ejemplo, en natación, donde las piscinas contaron con pantallas para que los atletas midan su nivel mientras compiten.

Oro independiente

La bandera olímpica recibió por primera vez en la historia una medalla de oro. Todo gracias a Fehaid Aldeehani, un atleta independiente que en Río no pudo representar a Kuwait debido a una polémica entre esta nación y el Comité Olímpico. Sin embargo, él dedicó la medalla a su país.

Sexo olímpico

La polémica en la villa olímpica entre Ingrid de Oliveira y Pedro Gonçalves reveló una realidad que acompaña a las competencias: los atletas también necesitan sexo. Algo que quedó claro cuando Tinder mostró que en estos días se disparó el uso de su aplicación en más de un 100% en Río de Janeiro.

La fiesta

El DJ oficial de los Juegos Olímpicos, M.I.L., fue uno de los que más disfrutó en esta ocasión. Muestra de ello fue un video suyo que se hizo viral en redes sociales, en el cual grabó el cántico de la hinchada de Argentina en el partido de básquet contra Croacia y que calificó como una verdadera fiesta.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)