27 de agosto de 2017 00:00

Arajuno y Pastaza celebraron sus juegos

Los juegos ancestrales se realizaron en la expista de aterrizaje del cantón Arajuno.

Los juegos ancestrales se realizaron en la expista de aterrizaje del cantón Arajuno. Foto: Cortesía Municipio de Arajuno

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Sierra Centro
(F - Contenido Intercultural)

Los juegos ancestrales fueron parte de las actividades de promoción turística de dos cantones de Pastaza.

La provincia amazónica alberga en su territorio a siete nacionalidades indígenas que comparten sus actividades deportivas, como la carrera atlética o chasqui, el lanzamiento de la lanza, el soplo de la bodoquera o cerbatana y el corte del tronco. Además de la toma de la chicha de yuca, está la ­prueba de fuerzas entre mujeres y el encuentro de los sonidos del tambor.

En Pastaza, las actividades se celebraron por el Mes del Turismo, en la parroquia Canelos. Los funcionarios del Municipio y de la Junta parroquial informaron que este año se tomaron en cuenta las culturas del cantón, con el propósito de promover y fomentar el desarrollo económico.

Judith Cuchiparte, directora de Turismo del Municipio de Pastaza, indicó que los juegos se realizaron en el estadio de la cabecera parroquial milenaria. En este espacio participaron indígenas de las comunas que pertenecen a las nacionalidades Kichwa, Shuar, Achuar, Shiwiar, Andoa, Waorani y Zápara.

La funcionaria destacó el apoyo de los dirigentes de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de la Amazonía Ecuatoriana.

“Fue un éxito el Festival Ancestral Cultura Viva, que se complementó con los juegos. La recuperación de la identidad, la cultura y las tradiciones nos ayudan a seguir fomentando el turismo”, comentó Cuchiparte.

En Arajuno, las actividades deportivas se realizaron por los 21 años de cantonización. Los funcionarios, dirigentes indígenas y pobladores compartieron sus experiencias y técnicas ancestrales en la expista de aterrizaje del cantón, ubicada en la avenida Curaray. Entre las actividades estaban la toma de la chicha, el lanzamiento de la lanza con objetivo, el soplo de la bodoquera o cerbatana y la carrera del chasqui. Las nacionalidades Kichwa, Shuar, Waorani, Afroecuatorianos y mestizos o colonos tuvieron sus representantes en los juegos.

Xavier Villarreal, director de Comunicación del Cabildo, informó que se entregaron premios económicos a los ganadores de cada una de las pruebas, con la ayuda de los dirigentes de la Asociación de Comunidades Indígenas de Arajuno. El funcionario indicó que el primer juego que se realizó fue el soplo de la bodoquera o cerbatana. Los 15 participantes soplaron el madero con la chonta. Los habilidosos ­participantes debían atinar al centro de un tablero de cartón. La segunda actividad fue la toma de la chicha de yuca. En una mesa de madera se colocaron cuatro mocahuas, con la tradicional bebida ancestral. Las risas, conversaciones y barras de los asistentes no faltaron en la toma de la chicha de yuca.

“Esta fue una de las expresiones ancestrales muy colorida y comentada por los asistentes”, comentó Villarreal.

El lanzamiento de la lanza con objetivo se realizó en otra área de la pista. La actividad contó con participantes de las nacionalidades Shuar, Kichwas y colonos. Algunos funcionarios del Cabildo fueron los encargados de hacer las mediciones y servir como jueces de la forma de enviar las lanzas de madera de chonta.

Según Efrén Calapucha, director de Desarrollo Cantonal de Arajuno, en los juegos participaron unas 50 personas de diferentes nacionalidades y mestizos. En la carrera atlética hubo 30 personas. Los atletas debieron recorrer parte de la urbe en las categorías infantil y sénior. “Es uno de los cantones pequeños de la provincia, pero con gran diversidad de costumbres. Continuamos en los 21 años de cantonización, organizando estas actividades para distraernos”, aseguró Calapucha.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)