6 de agosto de 2017 00:00

Juegos ancestrales se realizaron en Cotopaxi

El chaski o carrera atlética se realizó en el sector de las Bethlemitas. Los indígenas empujaron con la cabeza los zambos. No se utilizaron las manos para esta actividad. Foto cortesía Apawki Castro / EL COMERCIO

El chaski o carrera atlética se realizó en el sector de las Bethlemitas. Los indígenas empujaron con la cabeza los zambos. No se utilizaron las manos para esta actividad. Foto cortesía Apawki Castro / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 3
Sorprendido 1
Contento 17
Redacción Sierra Centro

El primer festival de juegos tradicionales se realizó en Latacunga. El evento contó con representantes de los pueblos Puruhá, Cayambi, Panzaleo, Chibuleo, Salasaka, Kisapincha, Saraguro y organizaciones indígenas de segundo grado de la provincia de Bolívar.

Los jóvenes participaron en la denominada chaski o carrera atlética, la carrera del zambo, la toma del guarango y la trenzada más rápida. Además del trompo, los trancones, la pelada de la papa, jalada de la cuerda, la elaboración de la cuerda más larga y el ecuavóley.

Las actividades se iniciaron con la trenzada. Los participantes debían hacer una trenza con el cabello de los hombres y mujeres voluntarias. Los ganadores fueron los que realizaron la trenza con variantes de dos, tres y cuatro hebras. Además de ubicar un adorno especial. Otro de los juegos que captó la atención de los asistentes fue el de los trancones.

Los organizadores ubicaron en recipientes máchica, plátanos y agua. Los ganadores fueron los que acabaron primero los alimentos. Karina Montero, originaria del Pueblo Saraguro, indica que la competencia fue sana y con mucha adrenalina. La delegada del sur del país contó que hubo risas y que todos los compañeros de las diferentes organizaciones les apoyaron. “Debemos mantener nuestros juegos ancestrales y estas actividades nos unen. Esperamos que los dirigentes de los diversos pueblos sigan sumando estas actividades en sus fiestas”, indicó Montero.

Otro de los juegos fue la pelada de la papa, la jalada de la cuerda y del grupo de quien elabora la cuerda más larga. Para esta actividad se ubicaron en grupos los chicos de las diferentes organizaciones y comenzaron a sacarse toda prenda de vestir. Los hombres y mujeres lucieron sus vestimentas ancestrales en esta actividad.

Nina Guamán, dirigente Puruha, contó que algunos muchachos casi se quedan desnudos por intentar ganar. “Fue un día especial porque chicos de varias provincias y pueblos participamos juntos. Nos tuvimos que ingeniar para hacer la cuerda más larga”, comentó Guamán. Las actividades se realizaron en los patios de la sede del Movimiento Indígena y Campesino de Cotopaxi (MICC), ubicado en el sector de las Bethlemitas.

En el patio se realizó la carrera del zambo. La hortaliza debía ser empujada por la cabeza de los participantes y sin utilizar las manos. Según Apawki Castro, dirigente del Consejo de Jóvenes del MICC, el evento contó con la participación de nueve jóvenes que representaron a las provincias de Bolívar, Pichincha, Tungurahua, Chimborazo, Loja y de cuatro cantones de Cotopaxi.

“Se registró un empate entre los pueblos de Pichincha y Cotopaxi. Las delegaciones ganaron tres juegos cada uno de los 12 que se organizaron por parte del MICC”, dijo Castro. Los organizadores entregaron un cordero, cobijas y reconocimientos a las delegaciones participantes. El dirigente explicó que el cordero se entregó a los representantes del pueblo Cayambi y las cobijas a los Panzaleo. La manta se llevó el ganador de la carrera atlética.

El evento contó con el aval de los dirigentes de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie). A petición de los dirigentes se jugó el ecuavóley en las canchas de tierra. Jorge Herrera, presidente de la Conaie, explicó que estos juegos permiten la unidad y el rescate de las vivencias ancestrales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (3)