17 de enero de 2017 00:00

El ‘Señor de las maratones’ completará 70 en este año

Juan Pilataxi, de 54 años, lleva adelante su proyecto Desafío Final, en el cual desea sumar 100 maratones

Juan Pilataxi, de 54 años, lleva adelante su proyecto Desafío Final, en el cual desea sumar 100 maratones. Foto: Julio Estrella/El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 4
Martha Cordova
Redactora (D)

Juan Pilataxi tiene su 2017 planificado: correrá 7 maratones para completar 70 en su trayectoria deportiva. Esta agenda forma parte de su proyecto Desafío Final, en el que desea sumar 100 maratones hasta el 2020.

“Mi primer objetivo fue superar las marcas de Silvio Guerra (25) y Franklin Tenorio (28) y correr 50 maratones. El 5 de octubre del 2014 en Guayaquil completé ese primer reto. Entonces me impuse llegar a las 100 maratones”.

Nació en Ibarra, hace 54 años, pero “a los tres días ya me trajeron a Quito” bromea. Es atleta desde que cumplió 15 años. “Corrí la Últimas Noticias con el número 840”.

Ha corrido más de 300 carreras atléticas de 5 km, 10 km y 21 km hasta que en el 2009 comenzó su reto de correr más de 4 maratones por año y cumplir su sueño. “Rompí el paradigma que un maratonista solo podía correr dos o tres competencias al año. En el 2014 estuve en 12”.

Cada maratón (42 196 metros) le significa una inversión entre USD 3 000 a 5 000. “Depende del lugar. En Ecuador se organizan tres al año: en Guayaquil, Cuenca y Quito, aunque el año pasado ya no se realizó en la capital. Sin embargo, se realizó la primera maratón en Quevedo, en la que me nombraron padrino”.

Europa es el continente donde más carreras ha realizado. “En Sevilla (España) he corrido en cinco ocasiones. Es una maratón rápida porque se corre en terreno plano. Es aquí donde tengo mi mejor registro, 3 horas y 19 minutos”. También lo ha hecho en Barcelona, Madrid y Valencia. “Tengo una maratón en Varsovia (Polonia), donde fui el primer y único ecuatoriano en disputar esa competencia”.

En América del Sur ha estado en Santiago de Chile, Buenos Aires, Lima y este año “Iré a la de Minas Gerais, donde he recibido una invitación, o iré a la de Río de Janeiro”. La maratón de Cancún, en México, es otra de las carreras que están en su agenda.

Todos los gastos los ha tenido que solventar, son pocas las empresas que le han dado apoyo a su proyecto. “He tenido que vender un terreno y mi carro para financiar este sueño”.

Su esposa, Narciza Sanipatín, le apoya, pero siempre que los exámenes médicos verifiquen que todo está bien. “Mis amigos me dicen que este esfuerzo físico me puede pasar factura más adelante, pero quién me asegura hasta qué edad voy a vivir”.

Gasta alrededor de un par de zapatos cada dos meses. “Ahora busco zapatos que los pueda reencauchar para prolongar su tiempo de vida útil, pero ese material de llanta me afectó los riñones. Así que vamos a buscar otros elementos”.

Inició este desafío bajo la dirección del entrenador Juanito Araujo, quien falleció en el 2015. Desde entonces se entrena solo, “y me hace falta tener a un guía”. Por el momento sigue una tabla de entrenamientos que le entregó Víctor Mora, el exatleta colombiano, ganador de varias ediciones de la Quito Últimas Noticias.

No se entrena a diario, porque su cuerpo tiene la suficiente resistencia de estos 38 años de atletismo. “Este proyecto tiene otros objetivos, además de trascender como el primer latinoamericano en completar 100 maratones”.

Uno de esos propósitos es promover la actividad deportiva en los jóvenes y la práctica de la maratón en los atletas con mayor experiencia. “Un maratonista debe ser responsable con su cuerpo.

En varias carreras he visto a atletas desvanecerse a metros de la meta. Han perdido el conocimiento y se han caído de manera muy dolorosa, se golpean su cara o cabeza. Hay atletas que después de correr una o dos carreras de 10 km ya desean correr una maratón. No es así de fácil, esto es un proceso”.

El otro elemento motivador de su proyecto, es darle gracias a la vida y a Dios, en quien tiene una profunda fe. “En el 2008, un año antes de empezar a correr maratones, fui diagnosticado con cáncer. Me sometí a una operación, afortunadamente los tumores fueron benignos”.

Tiene al momento 63 maratones en su hoja de vida. La maratón 64 la iba a correr en diciembre en Málaga, pero no lo hizo. “La noche anterior llovió, hubo inundaciones de hasta de 50 centímetros de altura. Hubo tormentas eléctricas. Los organizadores suspendieron por una hora, luego dos, pero con las calles inundadas y los cables de luz en el piso, el alcalde suspendió de manera definitiva. Ha sido la única vez que retorné de una maratón con las manos vacías”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)