4 de octubre de 2017 16:14

Antes de Célico, dos entrenadores hicieron cambios radicales en la Tri

Dusan Draskovic (izq.) y Luis Suárez (der.) llamaron a jóvenes para las eliminatorias.

Dusan Draskovic (izq.) y Luis Suárez (der.) llamaron a jóvenes para las eliminatorias. Fotos: Archivo/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 19
Redacción Deportes

Dusan Draskovic, Luis Fernando Suárez y Jorge Célico tienen algo en común. Incluyeron a varios jugadores sin experiencia en la Selección al asumir la dirección técnica.

Excluyeron repentinamente a futbolistas, considerados históricos, y llamaron a novatos. Eso sí, lo hicieron en diferentes circunstancias.

Draskovic inició su labor en 1988 y encontró talentos que, posteriormente, fueron la base de Ecuador en dos Mundiales. Suárez tomó el mando en el 2004 y rejuveneció a la Tri a mitad de las eliminatorias al Mundial del 2006, donde Ecuador llegó a octavos.

Célico dirigirá los dos últimos partidos del premundial para Rusia 2018. El primero de esos encuentros será mañana ante Chile, en Santiago, a las 18:30.

Para estos cotejos, incluyó a 12 jugadores sin ninguna experiencia en partidos con la Tri de entre los 30 convocados. ¿Renovación? El argentino insiste en que su objetivo es dejar talentos para el próximo DT para las eliminatorias a Qatar 2022.

¿Sus decisiones fueron acertadas? Draskovic recalca que la decisión del gaucho es correcta. Para él, los futbolistas nacionales tienen mucho potencial, pero solo tienen que ser formados para la élite.

Dusan Drascovik

revolucionó el fútbol del país desde que asumió el mando de la Tri, en 1988. En sus inicios recorrió pueblos y reclutó a futbolistas, incluso, de la Serie B y que eran desconocidos.

Eduardo e Iván Hurtado, Ángel Fernández, Agustín Delgado... fueron reclutados por el DT. Draskovic recuerda: “Me decían que pongo negros en la Selección”. Pero defendió que en los seis años al frente del combinado tuvo a Hólger Quiñonez, Luis Capurro, Byron Tenorio, NixOn Carcelén, Héctor Carabalí y Eduardo Hurtado.

Algunos de los talentos que promovió fueron la base de la Tri en dos Mundiales.

A su criterio, cuando se quiere armar una buena Selección no se debe ver la raza, amistades o padrinazgo, sino las condiciones del futbolista.

Draskovic, quien llegó hace 28 años al país, durante su permanencia cambió la metodología de trabajo y explotó el potencial físico de los jugadores. El 95% del entrenamiento de los jugadores fue con balón.

Luis Fernando Suárez

Se arriesgó el 27 de marzo del 2005 y puso de titular a Antonio Valencia, con 19 años, en un duelo bravo ante Paraguay, en el Atahualpa. El ‘Toño’ ahora es el capitán de la Tri y del Manchester United.

En su proceso también catapultó a la Tri a talentos como Christian Benítez (+) y Christian el ‘Diablito’ Lara.

Para promover a las figuras emergentes ‘borró’ de sus listas a históricos como Álex Aguinaga, Cléver Chalá, Alfonso Obregón y José Francisco Cevallos. Su trabajo se inició a mitad del 2004 y fue exitoso: la Tri llegó a octavos de final del Mundial de Alemania 2006, el mejor logro del plantel hasta ahora.

Para Armando Osma, asistente de Suárez en esa época, la clave fue la renovación a la que se sometió el equipo.

Eso sí, el entrenador colombiano mantuvo a Iván Hurtado, Agustín Delgado, Ulises de la Cruz, quienes se consolidaron como los líderes del plantel. Para ellos, la clave fue que la renovación tuvo apoyo de los experimentados.

Jorge Célico

Asegura que los nuevos jóvenes convocados para los cotejos ante Chile y Argentina tienen mucho potencial y solo les hace falta ‘explotar’ en la Tricolor.

Así, justifica su llamado a 12 futbolistas sin ningún partido en la Tricolor de entre los 30 citados. De ellos, 22 pertenecen a clubes locales.

“Conozco todo su potencial por todo el tiempo que he vivido en Ecuador (9 años)”, argumenta el argentino y utiliza frases de motivación para alentarlos. “Sé de su gran corazón y veo el brillo en sus ojos por el hambre de gloria”.

El DT tiene una base de datos de los jugadores. A la mayoría los enfrentó en partidos o acudió a verlos en sus encuentros cuando dirigía a Universidad Católica.

Con la renovación (el equipo tiene un promedio de 24,6 años en relación a los 27 años que manejaba Gustavo Quinteros), Célico se aferra a un ‘milagro’ para que la Selección acceda al Mundial 2018. “Es buena esta juventud. Es lo que la gente quería”, expresó Antonio Valencia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (1)