13 de febrero de 2018 00:00

Joao Paredes tiene un nuevo desafío: terminar la primaria

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 43
Indiferente 2
Sorprendido 5
Contento 1
David Paredes

Joao Paredes suele llorar frecuentemente desde que se enteró que no volvería a jugar fútbol ni como aficionado. El 1 de febrero del 2018, los médicos de LDU le dijeron que tenía una fibrosis pulmonar y una arritmia cardíaca.

El diagnóstico lo confirmaron cuatro especialistas (cardiólogos y neumólogos), en las últimas dos semanas. Su complicación le genera preocupaciones. Su principal inquietud es su hijo de 4 meses, que vive en Esmeraldas. El niño depende de él y, por ello, el exdelantero busca la forma de conseguir recursos, al menos, para los próximos dos meses.

Patricia Torres, su representante, lo ha apoyado en estos días. Ella ha pagado las consultas médicas y los traslados entre Quito, Manta, Guayaquil y Pelileo para los chequeos. También se involucró en las actividades benéficas para obtener recursos económicos.

El 13 de febrero tiene previsto reunirse con la Asociación de Futbolistas del Ecuador (AFE) para organizar un partido de despedida con estrellas del torneo.

“Estamos trabajando en estos eventos para que Joao tenga algo de actividad. Para él fue un golpe duro dejar de la noche a la mañana el fútbol. Voy a ponerle un psicólogo”, expresó Torres, quien lo acompaña desde que el delantero jugaba en Técnico Universitario, en la temporada 2015.

Joao Paredes quiere que Antonio Valencia juegue en su partido benéfico

Joao Paredes quiere que Antonio Valencia juegue en su partido benéfico


Paredes empezó su carrera deportiva hace tres años en el club ambateño y en el 2017 dio el salto a la Serie A. Jugó la final ante Emelec, con el Delfín. En ese club su salario mejoró. La dirigencia cetácea la pagaba USD 2 500.

En Manta se agitaba más de lo normal. El tiempo de recuperación era mayor que el de sus compañeros. Pero esta situación le parecía normal.

“Sentía que mi respiración era fuerte. Pensaba que era normal y que si trabajaba más en resistencia se me iba a quitar. Después me enteré, gracias a Liga de Quito, que no era normal y que debo dejar el fútbol”, relató Paredes.

Los médicos de la ‘U’ le hicieron un electrocardiograma por primera vez en su vida, hace dos semanas. La noticia la recibió Torres.

Richard Cabezas y Juan Barriga, médicos de Liga, se contactaron con la empresaria para explicarle que los resultados de esa prueba de rutina de pretemporada no eran normales.

De inmediato, le enviaron a un especialista, quien confirmó las sospechas.

“Todos los médicos confirmaron que tenía una arritmia y una fibrosis. En Guayaquil me dijeron lo mismo. Los de la AFE también me llevaron a un médico y fue igual”, contó el ahora exdelantero, que estuvo­ en Quito el viernes.

El argentino Marcos Conenna, expreparador físico del Delfín, sospechaba que algo no andaba bien en la salud del atacante.

Cuando le hacían pruebas de velocidad y resistencia, veían que su respiración era agitada y que su ritmo cardíaco no coincidía con el respiratorio.

El cuerpo técnico, comandado por el uruguayo Guillermo Sanguinetti, pidió a los médicos que le hicieran un electrocardiograma y una espirometría. Esto no ocurrió.

Ellos sospechaban de algún problema respiratorio. “Veíamos que Joao corría a velocidad, pero cuando llegaba a la meta era como que se le acababa la gasolina. Su respiración nos preocupaba. No era normal”, dice Conenna.

En una ocasión, el exfutbolista sufrió un desgarro muscular. Entonces, médicos de Guayaquil le realizaron pruebas, pero en ninguna le detectaron esta enfermedad cardíaca.

Ahora intenta dejar atrás su problema y planea retomar los estudios. Solo terminó el quinto grado de primaria y quiere seguir ligado al fútbol. También anhela ponerse un restaurante en Pelileo, Tungurahua, donde tiene una casa y donde vivió cerca de tres años.

Carlos Garcés, Hernán Barcos, Máximo Banguera, Marcos Mondaini, Diego Armas... donaron sus camisetas para subastarlas y así obtener dinero para el exdelantero.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (20)
No (4)