7 de February de 2015 20:16

Iván Fandiño salió a hombros en Medellín

El torero Iván Fandiño retribuye los aplausos con los brazos en alto, en la Plaza de Toros La Macarena, Colombia. Foto: Cortesía.

El torero Iván Fandiño retribuye los aplausos con los brazos en alto, en la Plaza de Toros La Macarena, Colombia. Foto: Cortesía.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 6
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
Gonzalo Ruiz Álvarez
EL COMERCIO, desde Medellín

Ivan Fandiño se alzó como triunfador de la segunda corrida del abono en la Plaza de Toros la Macarena de Medellín.

Con tres cuartos del aforo cubierto se corrieron toros de Achury Viejo de magnífica presencia pero de juego desigual, destacando el corrido en segundo lugar al que Fandiño le cortó dos orejas.

Abrió plaza el rejoneador Diego Ventura en Demonio dejando dos rejones de castigo ante un toro que se fue a tablas pero que terminó colaborando. La lidia en el caballo bayo llamado Oro (muy lucido en Ecuador) fue vibrante por terrenos comprometidos y el cierre en Toronjo con banderillas cortas, celebrado. Un rosario de pinchazos dejó todo en saludos desde el tercio.

El cuarto, de imponente arboladura, fue devuelto por no acudir al caballo, aunque tomó bien el capote.

Recibió Ventura al cuarto bis a lomos de Cigarrera con la garrocha a porta gayola, la res salió como saeta y el caballista dejó hasta tres rejones de castigo para lucirse con Puerta Grande en un gran tercio de banderillas, con quiebros de enjundia y piruetas muy aplaudidas.

Morante dio otra vez la fiesta tras sus mordiscos que llaman la atención del público y con Toronjo dejó tres vibrantes banderillas cortas para descolgarse y tomar al toro por los cuernos en alarde de valor.

Mató de un rejón contrario y trasero y con un golpe efectivo de descabello, recibió una oreja que paseó en la vuelta al redondel. El toro fue aplaudido cuando le llevaban las mulillas.

Iván Fandiño lanceó a media altura al bravo segundo que carecía de fuerza y los cuidó en varas con un bien colocado puyazo de Manuel Bernal. Ricardo Santana dejó un buen par.

Fandiño se fue a los medios para dar vibrantes pases cambiados por la espalda y lucirse en dos templadas series con la mano derecha. Siguió su trasteo por ayudados por alto como prólogo a los naturales y rotundos pases de pecho.

Con el público en el bolsillo dio circulares hasta que la res se quiso rajar y cerró la faena con una serie de molinetes. Recetó una estocada levemente desprendida de efectos fulminantes que tiró al toro sin puntilla. Dos orejas y triunfal vuelta al ruedo. Palmas al toro en el arrastre.

El quinto de la tarde iba con la cara alta y orientado. Los subalternos Santana y Chiricuto, ovacionados. Abrevió el torero vasco sin más.

Debutaba en Medellín como matador de toros Sebastián Ritter y dejó una muy buena tarjeta de presentación aunque tuvo mala fortuna con su lote. El primero provocó un tumbo y recibió un corto puyazo. Valiente Garrido con los palos, pese a que el toro castaño ya cortaba el viaje peligrosamente.

La faena fue vibrante y de mérito en derechazos valerosos y de gran aguante. Por naturales el toro embestía con la cara arriba y avisando. Ritter mató de media estocada caída despachando con facilidad al burel que fue pitado.

El torero colombiano recibió al sexto a pies juntos. Luis Vilorio dejó un buen puyazo y fue aplaudido y la faena se descompuso por la nula embestida del toro. Ritter lleva una docena de corridas desde su alternativa en Madrid y suma cuatro tardes esta temporada. Un torero que promete.

Al finalizar el festejo Iván Fandiño se fue a hombros por la puerta grande.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (4)