30 de marzo de 2016 10:51

El invicto de la Tricolor se desmoronó en Barranquilla

Sebastian Pérez (der) celebra el gol ante la mirada del golero ecuatoriano Alexander Domíngez en Barranquilla el 29 de marzo del 2016. Foto: Raúl Arboleda /AFP

Sebastian Pérez (der) celebra el gol ante la mirada del golero ecuatoriano Alexander Domíngez en Barranquilla el 29 de marzo del 2016. Foto: Raúl Arboleda /AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 63
Triste 18
Indiferente 8
Sorprendido 1
Contento 18
Álex Puruncajas

La Selección ecuatoriana recibió cinco goles en sus últimos dos partidos. Paraguay le hizo dos tantos -el jueves pasado- con jugadas de contraataque y Colombia -ayer (29 de marzo)- le marcó con acciones bien elaboradas desde el medio campo.

Así, la Tricolor perdió la solidez defensiva que mostró en los primeros cuatro juegos de las eliminatorias. En esos cotejos, solo recibió dos tantos y marcó 10 conquistas.

Pero en estas dos fechas de eliminatorias esa firmeza y contundencia se derrumbó. En el Atahualpa –ante Paraguay- el plantel ya empezó a mostrar debilidades en la defensa cuando Darío Lezcano mostró más velocidad ante los zagueros Frickson Erazo y Gabriel Achilier. Y, ayer, en el estadio Metropolitano de la calurosa Barranquilla, fueron James Rodríguez y Carlos Bacca los que burlaron a la dupla defensiva de Ecuador.

Ellos también dejaron en evidencia a los volantes Pedro Quiñónez y Christian Noboa, ayer incapaces de frenar el juego de James y compañía.

Noboa no fue el mismo del encuentro pasado. Por su zona transitaban James, Edwin Cardona y Juan Guillermo Cuadrado. Estos dos últimos también frenaron a Jefferson Montero y Antonio Valencia. Y hubo pocas noticias de Ángel Mena, en el ataque.

Así, sin seguridad en defensa ni explosividad en ataque, la Tri empezó a sentir estragos. No hallaba las fórmulas para destruir el juego cafetero e imponer su estrategia ofensiva.
El más preocupado era Alexander Domínguez. A los nueve minutos, recriminó a sus defensas porque no impidieron un remate del rival.

Pero luego ‘se vino la noche’.Bacca marcó a los 14’ y Sebastián Pérez concretó a los 47’. El ‘festín cafetero’ se completó con otro gol de Bacca (66’).

Cuando moría el juego, anotó Michael Arroyo y la Selección terminó perdiendo 3-1 ante Colombia. También, perdió el invicto en las eliminatorias.

Ahora, el entrenador Gustavo Quinteros tiene mucho trabajo para recomponer el juego del equipo. En septiembre, Ecuador recibirá a Brasil, por la séptima fecha.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (14)
No (8)