30 de noviembre de 2016 14:30

Investigación establecerá si piloto de Lamia declaró o no emergencia 

Personal de entidades de socorro recuperan los cuerpos del avión de Lamia accidentado cerca de Medellín, Colombia. Foto: Raúl Arboleda/ AFP

Personal de entidades de socorro recuperan los cuerpos del avión de Lamia accidentado cerca de Medellín, Colombia. Foto: Raúl Arboleda/ AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 4
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia DPA

La investigación de expertos de Colombia, Brasil y Bolivia determinará si el piloto del avión que transportaba hacia Medellín a la delegación del club de fútbol brasileño Chapecoense se declaró o no en emergencia, señaló hoy la Aeronáutica Civil de Colombia (Aerocivil).

El avión, de la compañía boliviana de capital venezolano Lamia, se estrelló el lunes en una montaña del noroeste de Colombia, lo que ocasionó la muerte a 71 de sus 77 ocupantes, entre ellos 19 jugadores de Chapecoense. "El lenguaje aeronáutico es preciso. Cuando es una situación que compromete (la seguridad) de manera inminente, grave e insuperable, el lenguaje es 'mayday' (ayuda).

La prioridad es otra instancia que significa que no está necesariamente comprometida la seguridad", dijo el director de la Aerocivil, Alfredo Bocanegra, a la cadena de radio RCN. Según una grabación de la conversación entre el piloto de la aeronave y la controladora del aeropuerto José María Córdova de Rionegro, que sirve a Medellín, el piloto reportó problemas de combustible, pero no se habría declarado explícitamente en emergencia.

Bocanegra señaló que una de las hipótesis que se manejará en la investigación será la falta de combustible, lo cual, aseguró, sería un "acto de negligencia" porque el comandante de un avión debe saber cuánto necesita para llegar a su destino.

"En todos los aeropuertos hay unos expertos que trazan los planes de vuelo y los comparten con las autoridades del país o ciudad de destino, y que deben tomar las medidas necesarias para garantizar el buen recorrido de un vuelo", dijo Bocanegra.

El avión había sido contratado por Chapecoense para llevar a Medellín a sus jugadores, que hoy debían enfrentarse al Atlético Nacional deColombia en el partido de ida de la final de la Copa Sudamericana de fútbol. En la aeronave viajaban 77 personas, entre pasajeros y tripulantes. Además de la delegación deportiva, se desplazaban hinchas del Chapecoense y periodistas de varios medios que cubrirían el partido.

El accidente ocurrió en una montaña del departamento de Antioquia, cerca del municipio de La Unión, cuando al avión le restaban unos dos minutos de vuelo para llegar al aeropuerto de Rionegro, a 25 kilómetros de Medellín.

El director de Lamia, Gustavo Vargas, dijo que el avióncontaba con un plan de vuelo que establecía a Bogotá como un punto para el reabastecimiento de combustible si era necesario. Vargas dijoen una entrevista con el canal boliviano Unitel que, además de Bogotá, el plan de vuelo aprobado establecía el aeropuerto de la ciudad de Cobija, en el norte de Bolivia, como otra posibilidad para la recarga de combustible. "Lastimosamente no pudimos reabastecer la nave en Cobija, que era el punto inicial, porque se nos hizo tarde y ese aeropuerto no trabaja en la noche. Entonces eliminamos Cobija, pero el piloto tenía el alterno que era Bogotá", reveló Vargas.

El director de la Aerocivil colombiana dijo que las cajas negras fueron encontradas en buen estado y que serán "claves" para determinar en la investigación qué fue lo que ocurrió.

Medios de prensa colombianos han mencionado la hipótesis de la escasez de combustible como la causa más probable de la tragedia, pues el avión no se incendió al estrellarse. El Gobierno de Colombia dijo que prevé que el proceso de repatriación de las 71 personas que murieron en la tragedia aérea será rápido tras la identificación de los cadáveres.

El Ministerio de Relaciones Exteriores señaló en un comunicado que ha "impulsado las labores de identificación y otros trámites tendientes a lograr la pronta repatriación de las víctimas", para lo cual estableció canales de coordinación con entidades comola Fiscalía General, el Instituto de Medicina Legal y la Registraduría Nacional del Estado Civil.

El director del Instituto de Medicina Legal, Carlos Valdés, dijo que los cadáveres quedaron en buen estado y que por ello la labor de identificación no será muy compleja y se hará mediante el cotejo de las huellas dactilares. Dos aviones de la Fuerza Aérea de Brasil llegaron la noche del martes a Rionegro con cerca de 200 familiares de los ocupantes de la aeronave siniestrada. En tanto, los seis rescatados con vida seguían recuperándose hoy en hospitales de Rionegro y del vecino municipio de La Ceja. Los sobrevivientes son los jugadores del Chapecoense Alan Ruschel, Jackson Follmann y Neto, el periodista brasileño Rafael Henzel,así como los tripulantes Ximena Suárez y Erwin Tumiri, ambos bolivianos. Todos los heridos presentan múltiples lesiones y el que está más crítico es Follmann, el arquero suplente, a quien le tuvieron que amputar la pierna derecha.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)