2 de May de 2014 14:16

La industria mundial apunta al mercado chino

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El mundo del motor gira en torno a China: altas ventas, nuevos concesionarios y ahora también autos eléctricos.

Mientras Europa todavía lucha para salir de la recesión, en el gigante asiático los pronósticos son de ensueño, con cifras de crecimiento de hasta dos dígitos.

En la inauguración del Salón del Automóvil de Pekín, hace dos semanas, los presidentes de los grandes fabricantes de todo el mundo se mostraron convencidos de que el 'boom' en el mayor mercado mundial continuará.

[[OBJECT]]

"El riesgo de no estar aquí hoy es mayor que el peligro de estar", dijo el presidente de Audi, Rupert Stadler. Dieter Zetsche, principal de Daimler, descartó cualquier temor. "La consecuencia sería que nosotros venderíamos menos vehículos y no creo que eso sea una buena idea", declaró.

El Salón del Automóvil de Pekín, ahora convertido en la nueva meca de los fabricantes, ha dejado en la sombra a Detroit, Ginebra y Fráncfort. Más de 2 000 expositores de 14 países luchan por abrirse paso en un mercado con enorme potencial.

[[OBJECT]]

En primicia mundial, Daimler y su socio chino BYD (Build Your Dreams) presentaron al Denza, un vehículo eléctrico que desarrollaron de manera conjunta. Se trata de un utilitario de cinco puertas, que tiene una autonomía de hasta 300 kilómetros.

Costará el equivalente a USD 59 000, pero con las subvenciones chinas el precio podría situarse por debajo de los USD 30 000.

Además, se perfilan menos restricciones para su matriculación en ciudades con limitaciones como Pekín o Shanghái.

[[OBJECT]]

BMW presentó el concepto de vehículo para lujosos sueños futuristas con el Vision Future Luxury, al que la prensa especializada describe como el BMW serie 9 y que también apunta al mercado chino.

"En China son importantes los autos grandes. Uno de cada dos BMW Serie 7 se vende en China, dijo Ian Robertson, alto directivo del constructor alemán, quien anunció que aumentarán la capacidad de producción en el gigante asiático de 300 000 a 400 000 vehículos, en el mediano plazo.

La expansión en China también podría ser el golpe definitivo que necesita la tradicional marca sueca Volvo para dejar atrás el estancamiento de sus ventas, que ya dura dos décadas.

[[OBJECT]]

Cuando se cumplen cuatro años desde que el fabricante chino Geely adquiriera a la empresa, China pasaría a ser el mercado más importante de la casa sueca, desbancando de esa posición a Estados Unidos.

Para este año, el presidente de la compañía, Håkan Samuelsson, tiene previsto vender más de 450 000 vehículos, lo que supondría un crecimiento en todo el mundo del 5%.

"Estamos en el buen camino", dijo Samuelsson. Este año espera vender al menos 80 000 vehículos en China, tras los 61 000 que la firma vendió el año pasado, y tiene la expectativa de abrir ahí un nuevo concesionario cada semana.

[[OBJECT]]

Por su parte, el grupo Volkswagen, líder del mercado automotor chino, espera vender este año en el país más de 3,5 millones de autos, y abrir un nuevo punto de distribución casi a diario.

DATOS DEL MERCADO

Cifras. Las ventas de vehículos en China crecieron casi un 14% en el 2013, a 21,98 millones de unidades, lo cual supone un aumento importante pese a un contexto económico frágil.

Millonarios. En la lista de los 45 empresarios más ricos del sector automotor, pertenecientes a 13 diferentes nacionalidades, 11 de ellos son chinos, según da cuenta la revista especializada Hurun, de Shanghái.

Fuente: DPA

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)