18 de septiembre de 2016 00:00

Un indígena cañari comenta y narra el fútbol en kichwa

Xavier Guamán participa, cada lunes, en el resumen de la fecha del torneo nacional. Foto: Manuel Quizhpe/ EL COMERCIO

Xavier Guamán participa, cada lunes, en el resumen de la fecha del torneo nacional. Foto: Manuel Quizhpe/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 19
Manuel Quizhpe
(F-Contenido Intercultural)

Viste un poncho negro con franjas azul, blanca y roja. Luce una trenza y un sombrero blanco redondo. Xavier Guamán Encalada se distingue de los demás comentaristas y narradores, quienes llegan a las cabinas del estadio Alejandro Serrano Aguilar para la transmisión de los partidos.

A los presentes en el escenario les llama la atención su presencia. “Me imagino que la gente dice: y este indígena qué hace aquí”. Pero considera que no lo hacen de manera despectiva, sino de sorpresa. Con una canción andina es presentado ‘mashi’ -compañero- Guamán, a los oyentes de la emisora.

Se vinculó con el periodismo deportivo por sugerencia del director de radio Católica, en Cuenca, René Brito. Es así que, desde mayo pasado, comenta en kichwa, traducido al español, todos los cotejos que Deportivo Cuenca juega de local o de visitante en el torneo de la Serie A del fútbol ecuatoriano.

Para su ingreso al estadio tiene el carné de la Federación Ecuatoriana de Fútbol. Entre sus compañeros están Marco Donaula, Walter Ordóñez, Kléber Latino, Raúl Bermeo y Jhon Brito, quienes cumplen las funciones de narradores, comentaristas y reporteros.

Antes del inicio de cada partido, el indígena de 29 años comparte las alineaciones de los equipos en kichwa y español. Durante el cotejo comenta y da a conocer el tiempo de juego, siempre en ambos idiomas. A su criterio, con humildad se ha ido ganando un espacio en el ámbito deportivo.

La lengua kichwa está llena de dialectos. “Lo que digo en kichwa como cañari se distorsiona un poco con el kichwa de los puruhaes u otavaleños”. En ese aspecto, trata de unificar criterios, escucha consejos del sector mestizo y del blanco. Su presencia en la radio lo define como “otra perspectiva del deporte”.

Guamán labora en la Arquidiócesis de Cuenca, en el área de pastoral indígena. Allí está al frente de la coordinación y formación de las comunidades indígenas, en la parte rural y urbana. Se inició en radio Católica con un programa pastoral-cultural, espacio que se difunde en kichwa y español.

De allí surgió la idea de que fuera parte de las transmisiones deportivas. Se estrenó el 13 de mayo pasado, con el triunfo que Deportivo Cuenca consiguió de visitante frente al Aucas (2-1). No viajó a Quito; sin embargo, compartió los comentarios con sus compañeros que trasmitieron desde el estadio Gonzalo Pozo.

Entre bromas y en serio, Brito le sugirió que incursionara en el comentario deportivo. La idea es revalorizar la lengua kichwa, de demostrar que los pueblos y las nacionalidades indígenas también pueden tener una visión hacia el deporte.

Aparte de las transmisiones de los partidos, cada lunes participa en el programa deportivo nocturno de la radio. Allí hace comentarios en kichwa, con traducción al español, de toda la fecha de las series A y B. No deja de lado temas como la participación de Ecuador en las Eliminatorias Sudamericanas y otros de interés mundial.

En Azuay, sostiene, hay más de 30 000 habitantes que se reconocen indígenas. Pero ese número es superior. “Se cree que en Azuay solo hay indígenas en las comunas de Nabón, pero no es así”. Existen en varias parroquias como Santa Ana, Tarqui, El Valle, Turi y Sinincay. También en las parroquias de los cantones de Gualaceo y Sigsig, como San Juan, Jadán, Zhidmad, San Bartolomé, Ludo, San José de Raranga...

Allí está su nicho de oyentes, ya que la radio tiene cobertura en toda la provincia del Azuay. Sin embargo, los reportes de sintonía llegan de diferentes sectores del país y del exterior, que se conectan vía Internet.

Guamán es un indígena-cañari de la parroquia de Santa Ana, del cantón Cuenca. Está casado con María Esperanza Vishñay y su hijo de dos años se llama Amaro Inti. Es licenciado en Desarrollo Regional Intercultural. Hace tres años se vinculó a la Arquidiócesis de Cuenca, antes trabajaba en mecánica industrial.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (1)