2 de mayo de 2016 11:23

Independiente viaja por la hazaña

Gabriel Cortez (segundo desde la izquierda) encabeza un trote. Foto: Pavel Calahorrano/EL COMERCIO

Gabriel Cortez (segundo desde la izquierda) encabeza un trote. Foto: Pavel Calahorrano/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 9
Redacción Deportes  (D)
deportes@elcomercio.com

Daniel Azcona dará el ‘grito de guerra’ de Independiente del Valle, en el camerino del estadio Monumental de Buenos Aires, antes del partido con River Plate. El golero gritará para que su equipo se motive y consiga la clasificación a los cuartos de final de la Copa Libertadores.

El arquero paraguayo -naturalizado ecuatoriano- es el líder de los negriazules, dentro y fuera de la cancha. También es uno de los tres jugadores del plantel que más minutos jugados acumula en lo que va de este torneo latinoamericano.

Los otros dos son el lateral uruguayo Cristian Núñez y el defensor ecuatoriano Luis Caicedo, incluido dentro de una lista de 40 preseleccionados que maneja el técnico Gustavo Quinteros, para la Copa América Centenario.

Azcona, Núñez y Caicedo suman 810 minutos jugados, cada uno, en lo que va de la Copa. Y, el miércoles, volverán a ser titulares en el trascendental partido en el Monumental (17:15).

El club del Valle se jugará la clasificación a los cuartos de final del torneo, que entregará USD 950 000 a los planteles que lleguen a esta instancia.

En la ida, el cuadro de Sangolquí se impuso 2-0. Por ello, hasta una derrota de 1-0 les alcanzaría para clasificarse. El gol de visita es determinante para definir la clasificación en caso de igualdad de puntos.

Pese a la victoria del pasado jueves, el entrenador Pablo Repetto ha intentado mantener la calma. Sus dirigidos estaban eufóricos en el camerino del Olímpico Atahualpa. Había mucha felicidad y convencimiento de que tenían opciones altas de avanzar a la siguiente ronda del torneo.

El entrenador no comentó nada en el vestuario. Él prefiere dar una breve charla antes de los cotejos. Así lo hizo ese jueves. Antes de que salieran al campo de juego, les dijo a los ecuatorianos que debían estar felices de haber nacido en el país. Y, a los extranjeros, les dijo que debían estar contentos de actuar en Ecuador.

Esto, por el masivo apoyo que recibió el club de los aficionados en los graderíos del escenario quiteño. La taquilla se destinó para los damnificados por el terremoto.

Desde el viernes, en cambio, el estratega charrúa ya empezó a preparar la estrategia de la revancha. “Ahora se vendrá lo más difícil. River jugará con el apoyo de su público y cambiará su propuesta”, expresó.

El plantel se entrenó ayer por la tarde y debía iniciar su concentración para el encuentro internacional. Hoy, a las 10:25, el equipo se desplaza a Buenos Aires, en un vuelo comercial.

La delegación del plantel la conforman 23 jugadores y ocho directivos. El equipo tiene previsto arribar a las 15:45 al aeropuerto de Exeiza, en Buenos Aires. Luego, se debe trasladar al Feir’s Park Hotel, donde se hospedará hasta el miércoles.

La fe de los jugadores
Antes de un partido, un grupo de jugadores se encomienda al Divino Niño, a la Virgen de Guadalupe y a la Virgen La Dolorosa. Esto lo hacen como un acto de fe para salir ilesos luego de un encuentro.

Las imágenes del Divino Niño y de las vírgenes siempre están presentes en los camerinos del equipo.
Jefferson Orejuela, uno de los jugadores formados en la cantera del equipo rayado, dice que la fe es importante para el grupo. A él y a su compañero Júnior Sornoza se les fue las lágrimas al salir al césped del Atahualpa, en el partido de ida frente a los argentinos.

El esmeraldeño, de 23 años, se mostró convencido de que su club puede avanzar a la siguiente ronda del certamen. “Obtuvimos un resultado favorable y justo. Ahora, tenemos que hacer las cosas bien en Argentina para clasificarnos”.

Orejuela se consolidó como titular con el técnico Repetto desde el año pasado. Él es el encargado de apoyar a los defensores cuando tienen mucha presión de los atacantes rivales. Pero también inicia las jugadas de ataque.

Rizotto va con el plantel
El mediocampista uruguayo Mario Rizotto volvió a entrenarse con el equipo el sábado por la mañana. Lo hizo luego de dos semanas de inactividad por un desgarro fibrilar en la pierna izquierda.

El volante debía volver a practicar ayer por la tarde. Ahí, debía ser evaluado por el técnico para ver si tiene opciones de jugar ante River Plate. Con todo, sí viaja hoy con el plantel a Buenos Aires.

El resto de los jugadores está en buenas condiciones físicas. El delantero José Angulo sufrió un calambre tras el cotejo con los ‘millonarios’. “Fue simplemente una molestia ocurrida por el extenuante partido. No hay nada de que preocuparse”, confirmó Édison Logroño, fisioterapeuta del plantel.

Repetto aún no define la alineación titular. Pero mantendrá la base del equipo que actuó el jueves 28 de abril. En caso de que Rizotto se recupere, Dixon Arroyo pudiera ir a la banca de suplentes.

El estratega adelantó que su plantel debe mantener su estilo. “No sé si necesitemos más marca. Pero sí debemos mantener nuestro juego. Así, hemos llegado hasta esta instancia”, explicó Repetto.
El arbitraje del juego estará a cargo del colombiano Wilmar Roldán. Los asistentes serán Eduardo Díaz y Dionisio Ruiz.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (1)