16 de agosto de 2017 00:00

Independiente del Valle quiere frenar el juego aéreo del Deportivo Cuenca

Independiente del Valle se entrenó, la mañana de este 3 de mayo del 2017, en su complejo en Sangolquí.

Independiente del Valle en su complejo en Sangolquí. Foto: Mauricio Bayas/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Deportes  (D)
[email protected]

Los jugadores del Independiente llegaron a la cancha principal del Centro de Alto Rendimiento del club y se sentaron en los graderíos, a la espera de que el técnico Alexis Mendoza ordenara el inicio de la práctica, la mañana de ayer. A unos sesenta metros, al frente de las gradas, el estratega colombiano los observaba en silencio. Evidenciaba seriedad.

Los rayados hicieron bromas, rieron y atendieron a los periodistas mientras aguardaron la orden del estratega, en la reanudación de los entrenamientos de esta semana.

Entonces, Mendoza y sus asistentes se aproximaron al centro de la cancha y dispusieron que los jugadores fueran a un costado, alejados de los periodistas y unos sesenta niños que llegaron al complejo para ver el entrenamiento.

Los pequeños forman parte de los cursos vacacionales del club y fueron a ver a sus ídolos.

El barranquillero, de 55 años, se puso al frente de los negriazules y empezó su charla. Durante unos 50 minutos, mantuvo la palabra. Agitó los brazos, alzó la voz e hizo indicaciones constantes con sus manos ante los jugadores que permanecieron sentados todo ese tiempo.

Repasó los errores que sus dirigidos cometieron en la derrota sufrida ante Liga 3-1. Aún estaba inconforme por el rendimiento de sus futbolistas en la Casa Blanca.

Su molestia obedecía a una razón. Sus pupilos sabían que no debían evitar cometer faltas cerca del área ante los albos, pues estos tienen buenos ejecutantes de tiros libres como José Francisco Cevallos y el colombiano Sherman Cárdenas. Pero las infracciones aparecieron y los universitarios marcaron dos anotaciones a través de la pelota detenida.

“En esta temporada, nos han hecho muchos goles de tiros libres. Han sido por faltas dentro del área. Somos conscientes que no debemos volver a fallar en eso”, reconoció el defensa argentino Juan Pablo Segovia, quien fue titular ante LDU.

A criterio del zaguero, errores como estos impidieron que Independiente ganara la primera etapa del torneo. El equipo peleó por la punta hasta la fecha 19, pero en los partidos finales se desmoronó y terminó en cuarto lugar, sin la clasificación a la final.
Desde que Michel Deller asumió la administración del club de Sangolquí hace 11 años, los directivos se plantearon convertir a Independiente en “el futuro campeón del Ecuador”. La espera porque ese lema se convierta en realidad continúa.

“Debemos ver al futuro. La segunda etapa aún está entera. Vamos a luchar”, expresó Luis Fernando León, capitán de los negriazules. El vencedor de esta segunda fase se clasificará a la final.
En caso de que Delfín repita el primer lugar se coronará campeón sin necesidad de una instancia final.

León, quien está en el club desde las divisiones juveniles, admite que le gustaría ganar un título, pero no se inquieta. “Debemos esforzarnos todos los días por llegar a cumplir nuestro objetivo”, expresa el defensor, quien volverá a ser titular el sábado. Ese día, los rayados recibirán al Deportivo Cuenca, en el estadio Olímpico Atahualpa, desde las 11:30.

León y Segovia forman la pareja de zagueros centrales de los rayados. Ambos admiten que deben mantenerse concentrados para despejar los centros de los azuayos. “El Cuenca tiene buenos jugadores para cabecear. Debemos estar atentos los noventa minutos”, insistió Segovia.

Se refirió a jugadores como el delantero argentino Juan Dinenno, el atacante nacional Édison Preciado y a los defensas Brian Cucco y Richard Schunke. Ellos suelen subir a cabecear en los tiros de esquina. Los delanteros han celebrado tantos de cabeza.

El arquero Alexi Lemos también espera mantener la atención durante todo el compromiso. El esmeraldeño fue titular en los dos últimos cotejos, puesto que Adrián Bone sufrió una contractura muscular.

Bone ayer siguió con su proceso de recuperación y por ello sigue en duda.

El argentino Maximiliano Barreiro sí está descartado. El goleador fue expulsado ante los albos al recibir dos tarjetas amarillas. Su puesto pudiera ocuparlo Michael Estrada.

El atacante José ‘Tin’ Angulo también pelea por la titularidad. Tras cumplir una suspensión de un año quiere volver a convertirse en el goleador que se destacó en la Libertadores 2016. Su ilusión también es alcanzar el título, el anhelo del Independiente desde que subió a la Primera División.

Considera que el equipo puede lograr su reto. Expresa que, a diferencia de otros clubes, no tendrá juegos de copas en lo que resta del año.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)