21 de agosto de 2016 09:28

Incertidumbre en Liga de Loja: renunció el presidente y el equipo perdió sin jugar

Los jugadores de Imbabura saltaron a la cancha del estadio Reina del Cisne, pero su rival no se presentó. Foto tomada del muro de Facebook de Álex Benítez

Los jugadores de Imbabura saltaron a la cancha del estadio Reina del Cisne, pero su rival no se presentó. Foto tomada del muro de Facebook de Álex Benítez

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 2
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
Manuel Quizhpe

El futuro de Liga de Loja es incierto en la Serie B del fútbol ecuatoriano. Su presidente, Jaime Villavicencio, renunció y el equipo no se presentó al partido de local con Imbabura, en el estadio Reina del Cisne. Perdió los tres puntos sin jugar.

El encuentro estuvo programado para las 13:00 de este sábado 20 de agosto del 2016. El conjunto imbabureño saltó a la cancha, pero ante la ausencia del rival, el árbitro Fabricio Quintero otorgó la victoria al plantel visitante. Además, el club lojano deberá pagar una multa.

Un comunicado de prensa fue enviado antes del cotejo a los medios por parte de los jugadores y del cuerpo técnico. Allí se explica que se tomó la decisión de no presentarse por estar cinco meses impagos. Ellos, aseguran en el boletín, que enfrentan “una precaria situación económica que no nos permite llevar una vida adecuada como profesionales”.

La falta de pagos hace que no se tenga para cubrir los gastos de alimentación, vivienda, entre otras necesidades básicas. A ello se suma la incertidumbre por la renuncia de Villavicencio, aunque aún no tienen un documento que oficialice la decisión del dirigente.

Robert Ludeña, vicepresidente de Liga de Loja, informó que existe la renuncia formal de Villavicencio, que reposa en las oficinas del club desde el viernes 19 de agosto. Este lunes 22 de agosto se reunirán los miembros del Directorio para conocer el documento recibido y tomar una decisión.

Un día antes del encuentro, la Asociación de Fútbol de Loja tomó acciones para conseguir recursos en la Federación Ecuatoriana de Fútbol y así financiar los gastos de arbitraje del partido que, finalmente, no se jugó. Además se debió cubrir los viáticos del comisario, asesor y delegado de control. El valor total asciende a USD 1 200.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (1)