3 de October de 2012 13:55

Importadora Alvarado cimentó su conquista en la experiencia

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Un año de proceso bastó para que Importadora Alvarado se adjudicara el título. El éxito se sustentó en la contratación de jugadores y cuerpo técnico con más de 10 años de experiencia, y un presupuesto de USD 100 000.

El paso inicial fue pedir a diversas personas que presenten un proyecto. Al final, los dirigentes se dejaron seducir por el del técnico ecuatoriano John Escalante.

Este presentó un plan a corto plazo, que se inició en marzo con la contratación de nueve jugadores nacionales y tres de Estados Unidos.

Los primeros jugadores en arribar fueron Raúl Cárdenas y Carlos Carcelén. Estos lograron títulos con Barcelona (2008), Mavort (2009) y la UTE, en el 2010.

La dirección técnica se completó con los asistentes Jeff Escalante y Julio Mocha, el preparador físico Alex Córdova y Edwin Quirola en las estadísticas.

El equipo base fue con Cárdenas, Juan Álvarez, José Escobar y Carcelén. Se sumaron Mauricio Quintero, Wilson Orosco, Jorge Erazo, Galo Alvarado, Pablo Mantilla y John Alvarado (16 años).

Escalante confesó que “nuestra motivación era jugar con un coliseo a reventar. Sabíamos que el aficionado ambateño era crítico y exigente con sus jugadores”.

Los actuales campeones iniciaron su participación en la primera Liga Nacional de Basquetbol en 1993.

En ese torneo se midieron con San Pedro y Banco Central de Quito, La Salle, Asociación Deportiva Naval (ADN), de Guayaquil, y Athletic de Machala.

Desde ese año, la afición por este deporte ha crecido. A tal punto que en el 2012, para cada partido de los ambateños acudieron, en promedio, 2 500 aficionados.

Para la primera final, en la que ganó Importadora 91-78 a ADN, el 9 de septiembre, asistieron 6 500 aficionados.

En esta temporada, Importadora Alvarado se manejó con un presupuesto de USD 100 000.

Se lo financió con auspicios de Marathon, Venus, Mushuc Runa, Automotores de la Sierra ASSA, OSP, Carrocerías Cepeda, Cizamak y otras 20 instituciones privadas.

También se sumaron los aportes de las empresas de la familia Alvarado, dedicadas al negocio de la construcción, venta de motos e importación de repuestos para autos y la venta de entradas.

Con estos rubros se pagaron los sueldos a los jugadores, que tuvieron un promedio de USD 3 500 mensuales, y la movilización a las diferentes sedes, aparte de la alimentación y arriendo de departamentos para los jugadores.

John Alvarado, gerente deportivo del club, aseguró que el 70% del equipo que logró la corona se mantendrá para el 2013. La dirigencia inició las conversaciones para las nuevas contrataciones que reforzarán al quinteto.

“El objetivo es armar un plantel que pelee los campeonatos sudamericanos, la Copa América y el torneo local, que se jugarán el próximo año en el país”. El dirigente no abundó en detalles sobre el presupuesto para el 2013.

Luis Morales, ex seleccionado de basquetbol de Tungurahua, reflexionó que los dirigentes deben planificar a largo plazo. “Hay que trabajar con los colegios y se debe sustentar un proceso con base en una escuela permanente”.

Otros datos del equipo

El entrenador argentino Héctor Santino los dirigió en el 2010. Para la temporada del 2011 se contrató al ecuatoriano Roberto Infante. Con quien jugó en la final de baloncesto del 2 012.

Importadora Alvarado reemplazó al club Piratas. El equipo se fundó por José Ernesto Alvarado Vásconez el 5 de agosto de 1978. El plantel jugó los campeonatos cantonales.

Al frente de la dirección técnica estuvo John Escalante. Como asistentes Jeff Escalante y Julio Mocha en la preparación física Alex Córdova y en la estadística Edwin Quirola.

El equipo 2012 fue con Raúl Cárdenas, Juan Pablo Álvarez, José Escobar y Carlos Carcelén. Se sumaron Mauricio Quintero, Wilson Orosco, Jorge Erazo, Galo Alvarado y Pablo Mantilla. Y el juvenil John Alvarado (16 años).

Los otros artífices del título

Sergio Barrera / Encargado de la movilización

La indumentaria pasa por sus manos

Es el encargado de la movilización, alimentación y de tener lista la vestimenta de los jugadores. Sergio Barrera se encarga de esta actividad se encarga desde hace un año.

Para él, el trabajo del equipo no empieza dos o tres meses antes que se inicie un torneo, si no al día siguiente que culmina el otro. 48 de sus 59 años vive en Ambato. De adolescente, sus padres, Mentor Barrera y su madre María Paredes le enviaron a que estudiara en esta ciudad.

Una vez que terminó la primaria en la Escuela Dolores Galindo de Puyo se matriculó en el Colegio Bolívar. Está casado con Liliana Andaluz. Desde joven se vinculó a la Federación Deportiva de Tungurahua.

También participó en la logística de los Juegos Deportivos Bolivarianos de Ambato 2001.


Alex Córdova / Preparador físico

Su responsabilidad es que el equipo resista

Una lesión en el empeine del pie derecho cambió el rumbo de su vida. De adolescente pensaba ser un jugador profesional.

Se entrenaba en los equipos de Ambato. Eso le alejó de las canchas. Por eso se puso a investigar sobre este tema.

Los conocimientos adquiridos los puso en práctica en su rehabilitación y dio resultados. Se graduó en la Universidad Técnica de Ambato en Cultura Física. Desde hace 10 años, está dedicado a la labor social.

En forma gratuita ayuda a los adultos mayores en su recuperación física y motriz. Tiene las licencias de entrenador físico personal en Colombia y Argentina.

Córdova se vinculó hace 12 años al equipo. Asimismo, logró formar campeones panamericanos, sudamericanos en karate, squash, entre otras disciplinas.

William Vaquero / Fisioterapista del equipo

Sus ‘manos mágicas’ aliviaron toda lesión

Tiene 35 años de experiencia. Él se inició en esta actividad en los campeonatos de fútbol barrial e interparroquial de Ambato.

Él se encargaba de recuperar a los deportistas que sufrían de lesiones. Este hombre espigado y de contextura gruesa trabajó en el club Macará y en las federaciones deportivas de Tungurahua y Pastaza. En el quinteto ambateño colabora desde hace 22 años.

Él nunca se desprende de un bolso café. En su interior lleva vendas, esparadrapo, algodón, alcohol…, pues dice que no sabe qué puede suceder con alguien. Cuando hay una lesión se coloca una bolsa de hielo en la parte afectada y le receta un antiinflamatorio para el dolor.

Luego con el apoyo del traumatólogo se valora si es necesaria una radiografía.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)