19 de julio de 2014 09:01

La Iglesia rechaza nuevo sistema de apuestas en el fútbol argentino

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
DPA
Buenos Aires

La puesta en vigencia de un nuevo sistema de apuestas en el fútbol argentino favorecerá "el blanqueo de dinero proveniente del delito y la corrupción", afirmó monseñor Jorge Lozano, una de las principales autoridades de la Iglesia católica en el país, publicó hoy (19 de julio del 2014) la prensa.

El llamado "Prode Bancado" que la Asociación de Fútbol Argentino (AFA) planea poner en práctica a partir de la próxima temporada "fomentará la adicción al juego, incluso entre los menores de edad, por su fácil acceso y porque no existen mecanismos eficaces para evitar que estos participen a través de Internet o de los teléfonos celulares", sostuvo Lozano en declaraciones que difundieron hoy varios medios de prensa, entre ellos el diario Clarín.

Lozano, que preside la Comisión Episcopal de Pastoral Social en Argentina, pidió que el Estado argentino haga una "reflexión seria sobre la incidencia social" del sistema de apuestas en línea que, a su criterio, favorecerá "el blanqueo de dinero proveniente del delito y la corrupción" y "promoverá todavía más la ludopatía, que crece como problema social" en el país.

El obispo, además, criticó que la implementación de este sistema "recaiga" en la AFA, una institución que, consideró, "tiene sospechas de no buenos manejos" del dinero.

El denominado "Prode Bancado" permitirá apostar a los resultados de los partidos vía Internet, casas de juego especiales y mensajes de textos.

El sistema comenzará a implementarse el mes próximo y cuenta con el aval del gobierno argentino y el sindicato que agrupa a los futbolistas. La iniciativa, presentada a nivel oficial por el presidente de la AFA, Julio Grondona, busca conseguir recursos económicos para los clubes, que en su gran mayoría arrastran pasivos millonarios.

Grondona, el jefe de Gabinete argentino, Jorge Capitanich, y otros dos ex funcionarios de gobierno se encuentran investigados por la justicia argentina en una causa que investiga un presunto manejo irregular de fondos públicos que se destinaron a los derechos de televisación del fútbol.

La denuncia presentada por la legisladora opositora Graciela Ocaña señala que "entre 2009 y 2012" el programa de gobierno "Fútbol para Todos" (FPT) implicó un gasto para el Estado de 3.084 millones de pesos (unos 378 millones de dólares), mientras que para 2014 "se prevé otros 1.447 millones" de pesos, (unos 177 millones de dólares).

La AFA y varios de sus principales dirigentes, además, están bajo sospecha de la justicia en una supuesta maniobra de reventa de entradas para los partidos del Mundial de Brasil.

Entre los nombres investigados se encuentran el de Julio Ricardo Grondona, directivo del fútbol argentino e hijo del jefe de la AFA; el jefe de seguridad de la delegación argentina, Alberto Capuchetti, y el vicepresidente de la entidad, Luis Segura, quien reconoció haber vendido "a precio oficial" entradas "sobrantes" que le habría proporcionado la FIFA.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)