14 de octubre de 2014 15:57

Huelga de jugadores de tres equipos agrava la crisis del fútbol boliviano

El club The Strongest de Bolivia podría perder su estadio debido a deudas por cerca de USD 10 millones. Foto: AFP

El club The Strongest de Bolivia podría perder su estadio debido a deudas por cerca de USD 10 millones. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
AFP

Con el anuncio este martes 14 de octubre de una huelga por salarios de los futbolistas de Real Potosí y Sport Boys ya son tres, junto con The Strongest que inició la medida la semana pasada, los clubes bolivianos en paro.

Esas medidas de presión ponen en riesgo la reanudación este fin de semana del torneo Apertura-2014, en receso en la décima fecha por las elecciones generales el domingo en Bolivia.

"El equipo decidió entrar en paro por el tema económico, pues son dos meses que se nos debe, no se nos ha dado explicaciones y se nos debe plata (dinero) desde el año pasado”, explicó el martes Darwin Peña, veterano capitán de Real Potosí, club del oeste boliviano.

"Nos deben dos meses y medio" de sueldo, dijo entretanto en Santa Cruz (este del país), un futbolista de Sport Boys que prefirió el anonimato, citado por el diario El Deber.

Los futbolistas de The Strongest, uno de los más populares del país, mantienen también una huelga desde la semana pasada en demanda de salarios adeudados desde julio pasado.

Los jugadores de Blooming, Universitario de Sucre, Sport Boys y Universitario de Pando también se encuentran impagos.

A raíz de ese cuadro, una agremiación que aglutina a futbolistas profesionales (Fabol) amenazó con paralizar el torneo de fútbol Apertura-2014, que será reanudado el fin de semana tras una breve suspensión a causa de las elecciones generales del domingo pasado en Bolivia.

La situación es aún más dramática por la huelga del Tribunal de Resolución de Disputas (TRD), que debe ver los casos de deudas de los clubes, por los seis meses que se encuentran sin salarios.

Ni la Liga del Fútbol Profesional (LFPB) ni la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) se han pronunciado al respecto.

"Parece que no les interesa que el fútbol funcione como corresponde, el TRD ha parado y eso hace que nosotros tengamos que tomar una postura, no podemos seguir actuando con un tribunal parado, como si no pasara nada”, explicó Milton Melgar, presidente de Fabol.

"Si no se arreglan los problemas de los clubes (..) otra vez seremos los malos de la película”, dijo el asesor legal de Fabol, David Paniagua.

El torneo Apertura-2014 se juega con los 12 equipos que integran la primera división del fútbol boliviano.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)