24 de septiembre de 2014 19:07

Huelga indefinida de jugadores agrava crisis en The Strongest de Bolivia

El club The Strongest de Bolivia podría perder su estadio debido a deudas por cerca de USD 10 millones. Foto: AFP

El club The Strongest de Bolivia podría perder su estadio debido a deudas por cerca de USD 10 millones. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
AFP
La Paz

Una huelga indefinida de jugadores y cuerpo técnico agravó este miércoles, 24 de septiembre, la crisis económica del club The Strongest, decano del fútbol boliviano, cuyo presidente está encarcelado hace dos meses por deudas con una entidad bancaria quebrada.

La plantilla de jugadores, impaga hace meses, igual que el cuerpo técnico encabezado por el argentino Néstor Craviotto, decidió no entrenarse desde el martes, cuando suspendieron la práctica matinal.

“En vista del reiterado incumplimiento a las fechas acordadas para las remuneraciones, el plantel profesional del Club The Strongest ha decidido parar sus actividades normales”, dijo un comunicado entregado a la prensa.

La medida fue adoptada “debido a la falta de credibilidad (en la dirigencia) y el agotamiento de la paciencia del plantel”, agregó la nota firmada por Craviotto y el capitán del equipo Pablo Escobar.

Por un saldo del salario de julio, el club adeuda a sus jugadores unos USD 100 000, según fuentes del club.

A los empleados del club también se les adeuda por cinco meses, monto que podría ser cubierto con las utilidades de una kermesse que el club proyecta efectuar este fin de semana, según un vocero de la institución.

La crisis económica que afecta a The Strongest se agravó a principios de mes con la ocupación pacífica de la sede del club por un grupo de hinchas que piden una asamblea para conocer los estados financieros de la institución decana del fútbol boliviano.

“ Queremos ver los números y ver en qué se ha gastado la plata (en los últimos seis años), porqué tenemos la recaudación más grande de toda la historia y porqué estamos como el equipo más deudor ” , dijo entonces Reynaldo Calatayud, líder de un sector de los hinchas.

La ocupación de la sede del centenario club ocurrió tras la renuncia de dos de los tres vicepresidentes de The Strongest, también disconformes con la actuación de su presidente Kurt Reintsch.

Reintsch, en cuya gestión el club aurinegro logró un tricampeonato al hilo, está encarcelado hace dos meses por deudas con una entidad bancaria quebrada, pero sigue dirigiendo del club desde el penal de Palmasola, uno de los más peligrosos del país.

Además, el fisco embargó los bienes del club en dos ocasiones este año, por deudas tributarias que alcanzan a 1,7 millones de dólares. El embargo comprende un complejo deportivo y un estadio con aforo para 15.000 personas.

Sin embargo, nadie sabe el monto exacto de las deudas.

Con un fútbol en levantada, The Strongest ocupa la tercera casilla del torneo nacional doméstico.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)