4 de February de 2013 00:03

Homero Mistral Valencia: ‘Hay una carencia en formar talentos’

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Homero Mistral Valencia / Director técnico 

La Selección Sub 20 de Ecuador del 2011 se clasificó al Mundial de su categoría. En cambio, la de ahora fue eliminada del Sudamericano de Argentina. ¿Por qué ha existido este retroceso?

La Sub 20 que jugó este Sudamericano de Argentina contaba con un grupo experimentado de jugadores, quienes ya han actuado en la Serie A y tenían mucho recorrido. Por eso, se esperaba que pudieran conseguir la clasificación al Mundial. Sin embargo, no se logró armar una estructura de grupo. Eso frustró una aspiración de llegar a la cita mundialista.

Los jugadores de la Sub 20 del 2011 también tenían experiencia por sus actuaciones en la Serie A y sí se clasificaron al Mundial…

Eso es relativo. Los jugadores de ahora no tenían las mismas características del anterior grupo. Incluso, este torneo ha sido atípico: Argentina y Brasil no se clasificaron a la fase final y se dieron resultados sorpresivos en la segunda etapa. Por ejemplo, Chile arrasó en la primera fase y decayó al final. Existió inestabilidad en el Sudamericano. Esto le ocurrió a Ecuador que, por momentos, jugó bien, pero le faltó tranquilidad para manejar el ritmo de los partidos. El equipo salió a jugar al 100%, pero no le alcanzaba para rematar bien. Ese desequilibrio se notaba en la falta de eficacia para anotar en los arcos rivales.

¿Cuánto influye la experiencia en los jugadores Sub 20 en este tipo de torneos?

Influye cuando el equipo no sabe manejar los tiempos del partido. En el Sudamericano, para Ecuador existieron momentos de presión. Al no poder conseguir resultados positivos, las ganas de vencer jugó en contra de los chicos en el aspecto mental. Ellos tuvieron una fatiga psicológica.

¿También influye en la eliminación de Ecuador que el equipo no haya repetido una alineación titular en todos los partidos?

Esa es una apreciación particular, pero un equipo debe tener una alineación básica y así encontrar las alternativas. En ese sentido, quizás los frecuentes cambios pueden haber trastocado los planes tácticos. Sin embargo, ese es un punto de vista particular. El técnico sabrá por qué varió sus alineaciones para encontrar solidez. Quizás no era lo más recomendable.

La mayoría de estos juveniles apareció por una regla que obligaba a que un futbolista menor de 20 años jugara al menos 45 minutos en la Serie A. ¿Cómo evalúa esta norma?

Esta regla es positiva en el fútbol ecuatoriano. De no ser así los jóvenes tendrían pocas posibilidades de jugar. Hay pocos técnicos en nuestro medio que se arriesgan a ponerlos de titulares. Existen casos en que los jóvenes se han ganado el puesto por sus condiciones. Lo ideal sería que jugaran siempre.

Pero ahora, con la eliminación del Sudamericano, se cambió la regla y solo podrán jugar los menores de 18 años en los partidos de la Serie A. Los Sub 20 volverán a sus equipos sin que nadie les asegure su titularidad…

En el fútbol ecuatoriano, con esta regla, quizás no todos los juveniles han podido consolidarse. En algunos casos, los talentos dejaron pasar una oportunidad preciosa de poder jugar. Incluso, a los chicos que actuaron en este Sudamericano de Argentina se les cargó una responsabilidad muy pesada. Ellos eran figuras en sus equipos del fútbol ecuatoriano, pero en la Selección no estaban cobijados por otros jugadores de experiencia. Una cosa es jugar rodeado de experimentados y otra de chicos de la misma edad. Los experimentados dan tranquilidad y serenidad.

¿Quiere decir que la presión jugó en contra de los Sub 20 en el Sudamericano?

Sí. Había jugadores que llegaron con la presión grande de ser figuras. Esos chicos necesitan una mejor ‘maduración’ para consolidarse en el fútbol local para dar el salto al exterior.

¿La regla de que actúen Sub 18 al menos 45 minutos en el Campeonato ocasionará problemas a los entrenadores?

Es algo que genera complicaciones en los clubes. Los chicos no tienen la madurez necesaria para jugar a los 18 años. Se deberían mantener procesos para que no se ‘maten’ a generaciones completas. Existen chicos nacidos en 1994 que ya no serán juveniles en el Campeonato de este año y que no han tenido la posibilidad de jugar en Primera. En Ecuador existe una carencia en la preparación de talentos. Por eso, es que los jugadores maduran entre los 20 y 22 años.

¿Entonces, ¿cómo puede resolverse el problema?

En el país ha existido una buena pauta para que aparezcan jóvenes. Algunos clubes sí han apostado a formar chicos como el Independiente del Valle. El Deportivo Cuenca también promocionó jugadores a la Primera División. Lo ideal sería que los jóvenes aparecieran de forma natural. Pero esta regla sí ha ayudado a que surjan algunas figuras en el Campeonato.

¿La regla del Sub 18 obliga a que los entrenadores reformulen su forma de trabajo en el Campeonato de este año?

Sí. Los entrenadores deben preparar al menos a cuatro Sub 18 para todo el Campeonato. Pero estos chicos todavía no tienen la madurez necesaria y su físico no es el ideal para jugar en Primera. No es lo mismo trabajar con un chico de 20 años que con uno de 18. Hay problemas físicos.

¿Qué tipo de problemas físicos?

Si bien un chico de 18 años estará en Primera no significa que tenga la capacidad para alcanzar las cargas de trabajo de un jugador profesional. En ese sentido hay que tener mucho cuidado para trabajar con estos jugadores jóvenes.

¿Qué le falta al fútbol ecuatoriano para que aparezcan talentos sin una regla?

La regla Sub 18 o Sub 20 sí sirve en el medio local. Pero se debería realizar una mejor inversión en las divisiones formativas . En el país se prioriza la compra de jugadores experimentados antes que la producción de jugadores. En ese sentido, hay una tarea pendiente en el fútbol ecuatoriano. Son pocos los clubes que hacen proceso serios buscando que los chicos se conviertan en aportes de sus equipos. En Argentina, Brasil, Chile no ocurre así.

Hay pocos técnicos en nuestro medio que se arriesgan a poner de titulares a los juveniles. En algunos casos los jóvenes se han ganado el puesto por sus condiciones. Lo ideal sería que jugaran siempre.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)