9 de February de 2014 00:01

La historia del Cuenca está en una buhardilla

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Su pasión por Deportivo Cuenca comenzó cuando tenía cuatro años. A esa edad, José Suárez tuvo la primera camiseta colorada en el tumbado de su cuarto. Su progenitor colocó la 'casaca' en ese lugar tras recibirla de Jorge Vélez, uno de los futbolistas azuayos más destacados.

Suárez recuerda que Vélez era alumno universitario de su padre, en la especialidad de Odontología. El volante cuencano llegó a clases y Eduardo Suárez, ahora de 70 años, bromeó que no entraría al aula si no le entrega la camiseta con la que un día antes obtuvo el subtítulo del campeonato nacional de fútbol (1976), tras empatar 0-0 en Quito ante Aucas.

Ante esa advertencia, Vélez regresó a su domicilio para llevarla aunque sea mojada, porque recién la había lavado. Esa es la historia de la camiseta del exvolante zurdo cuencano que ahora forma parte de las 145 camisetas que dispone José Suárez en una espaciosa buhardilla de su departamento.

Es una suerte de museo o almacén deportivo. Para evitar el deterioro de las camisetas (antes las tenía en perchas) las guarda en dos cajas de cartón y una maleta negra grande. Todas, de mangas largas y cortas, son originales, obsequiadas por jugadores de diversos años.

Por ejemplo, las últimas indumentarias que entraron a la colección son las del arquero argentino Juan Marcelo Ojeda y del defensa Argenis Moreira. También las chompas obsequiadas por los argentinos Fabián Frías y Gastón Biain, quienes el año pasado fueron entrenador y preparador físico del representativo azuayo.

Suárez se relaciona con la mayoría de jugadores, cuerpos técnicos y directivos que pasa por el club. Ayer, por ejemplo, habló telefónicamente con un dirigente para facilitarle un video de Olmedo, rival de esta noche. A cambio, iba a solicitar la camiseta con la que Citizen Cuenca United ganó la Copa AET en Hong Kong, China. Allí el club aportó con 10 jugadores.

Cada indumentaria tiene su historia. Édison Samaniego, exvolante del equipo, le regaló las camisetas de 1982 y 1984. Pablo Marín le obsequió las de 1990, 1992 y 1999. Manuel Vásquez aportó con la de 1993 y Servio Cabrera con la de 1988. Segundo Matamba le entregó la del 2004, camiseta con la que Deportivo Cuenca obtuvo su primer y único título en el campeonato nacional de fútbol.

Jorge Alarcón, 15 días antes de morir, le entregó la camiseta de 1971. "Salté de emoción", cuenta. En la parte frontal se destaca un escudo y no hay publicidad. El número 17 de color amarillo en la espalda es de caucho grueso y está cosido.

En la colección falta la indumentaria oficial de 1973 y 1978. Hay camisetas de los argentinos Pablo Galván, Diego Monge, Leonel Liberman y Raúl Antuña, quienes destacaron como volantes. También están las del brasileño Cassiano Mendes, de los goleadores Juan Carlos Ferreyra(argentino), de Rodrigo Teixeira (brasileño)...

En la buhardilla también sobresalen 225 balones de diferentes marcas y que se jugaron los torneos organizados por la FIFA, como la Copa Libertadores, Champions League, Copa Sudamérica, Mundial de Clubes. Pronto le llegará el balón del Mundial de Brasil 2014.

No es solo coleccionista. Durante cuatro años almacenó todas las estadísticas del club, que el próximo 4 de marzo cumplirá 43 años de vida. Por ejemplo, hasta la fecha, Deportivo Cuenca suma 1417 partidos en la Serie A y su goleador es Luis Liciardi, con 108 tantos.

José Suárez nació hace 41 años en Cuenca. Está casado con Paula Carpio y tienen dos hijos: José y Sebastián, de 18 y 15 años.

El próximo  10 de abril viajará a Argentina para dar su último examen como técnico. Tiene una escuela de fútbol.

Desde que mi padre colocó la camiseta de Jorge Vélez en el tumbado de mi cuarto, todo veo rojo".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)