16 de enero de 2017 20:56

Barcos pide en su retorno el número 16

Hernán Barcos, se fotografió con un grupo de estudiantes del  colegio William Claxton, en el norte de Quito. Foto: David Paredes/ EL COMERCIO

Hernán Barcos (centro) posó con los alumnos y jugadores del Colegio William Claxton tras realizarse los chequeos médicos obligatorios. Foto: David Paredes/El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 4
Sorprendido 1
Contento 73
Redacción Deportes
(D)

Hernán Barcos llegó a Quito con una agenda apretada. Desde que se bajó del jet privado que lo trajo al país, el nuevo atacante de Liga no ha parado de saludar a los hinchas. Ayer, 16 de enero del 2017, tras realizarse parte de los chequeos médicos, un grupo de estudiantes del Colegio William Claxton aprovechó para sacarse fotos con el ‘Pirata’ argentino.

Fue pura casualidad. La buseta que transportaba al equipo de fútbol colegial pasó por la clínica donde el argentino se realizaba los chequeos médicos y uno de los alumnos se percató de la presencia de la última contratación de Liga.

El grupo se bajó de la buseta y Santiago Jácome, gerente deportivo de la ‘U’, organizó la improvisada sesión de fotos. Los estudiantes y el delantero hicieron el llamado ‘Reto Pirata’ que consiste en tomarse una foto con el ojo tapado, tal como lo hace Barcos cuando celebra sus goles.

Minutos antes del divertido momento, el delantero se realizó los chequeos médicos bajo la tutela de Richard Cabezas, galeno de los azucenas.

A Barcos le tomaron las muestras para los exámenes de laboratorio. Ahí estuvo acompañado de David, su hermano y representante, y de Jácome, dirigente del club.

Según el galeno Cabezas, al jugador le realizaron estudios de imagen (tomografías y resonancia magnética) para descartar algún tipo de lesión. Además, le tomaron pruebas de sangre y orina para los exámenes de laboratorio.

Todos los resultados fueron enviados a Juan Barriga, médico de cabecera del equipo. Él será el encargado de emitir un informe al DT Gustavo Munúa y a la dirigencia sobre el estado de salud del ‘Pirata’.

“Hemos procedido a realizar los chequeos médicos en un 80%. Queda pendiente la prueba de esfuerzo, que se realizará mañana (hoy)porque Hernán viene de un viaje largo y queremos precautelar la salud del jugador”, dijo Cabezas.

Barcos culminó con las obligaciones administrativas y se fue directamente al complejo de Pomasqui. Le urgía llegar a la cancha de entrenamiento para conocer a sus compañeros y ponerse a disposición del estratega uruguayo.

“Ha sido importante que todo se haga bien. Ahora quiero entrenar, conocer el plantel y ponerme a punto para el inicio del campeonato”, dice Barcos.

El delantero de 32 años estuvo trabajando la semana pasada en cancha en la pretemporada con Vélez Sarsfield de Argentina. Por eso asegura que llega bien a la ‘U’, donde militó en el 2010 y 2011.

El atacante le contó a este Diario que quiere utilizar el número 16 en su espalda. Con esa camiseta se consagró en el equipo azucena en el campeonato del 2010. Además, le trae buenos recuerdos.

“Quiero que Liga vuelva a ser el equipo que era antes, el que ganaba cosas. Esperemos que este año sea positivo. Sé que hay un gran plantel y buscaremos cosas importantes”, dijo el ‘Pirata’ al salir de la clínica.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (1)