17 de septiembre de 2014 20:05

Gonzalo Escobar se ganó el rótulo de favorito en el Challenger de Quito

El ecuatoriano Gonzalo Escobar devuelve la pelota a su rival, en la jornada que se realizó en el club Jacarandá. Foto: EL COMERCIO

El ecuatoriano Gonzalo Escobar devuelve la pelota a su rival, en la jornada que se realizó en el club Jacarandá. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 8
Contento 0
Carlos Rojas A.  Redactor

Gonzalo Escobar les demostró a los aficionados capitalinos, pero sobre todo a sí mismo, que está listo para subir de nivel en el tenis profesional.

El manabita ganó por primera vez a un ‘top 100’, ayer en un partido emocionante que duró 2 horas y 22 minutos en la cancha central del Club Jacarandá.

El tenista de 25 años se midió a Víctor Estrella Burgos, el jugador con mejor ‘ranking’ en el vigésimo Challenger ATP de Quito. El dominicano llegaba como campeón defensor y en el puesto 72 del escalafón de la Asociación de Tenistas Profesionales (ATP).

En los papeles era el amplio favorito, pero Escobar se jugó entero y se llevó la victoria por 6-4, 6-3 y 7-6.

Desde el sábado, el centroamericano fue el tenista más solicitado en el club de Cumbayá. Decenas de aficionados se le acercaban para pedirle autógrafos y fotografiarse con él, pues él ha tenido una campaña excepcional en la que se destaca el Abierto de EE.UU. en el que avanzó hasta la tercera ronda. A sus 34 años, el campeón del año pasado en Quito atraviesa su mejor momento profesional.

El dominicano demostró ayer una técnica depurada, golpes precisos y la mentalidad ganadora que le llevó a escalar al puesto 69 del escalafón mundial, en el que estuvo hasta la semana pasada. Estrella jugó decidido, con ganas de convertirse otra vez en protagonista en Quito, pero al frente se encontró con un deportista que tuvo también una mentalidad de campeón.

Escobar logró ayer la mejor victoria de su carrera profesional. Fue por eso que tras derrotar a Estrella en el ‘tie-break’, en el tercer set, regresó a ver a los graderíos, emocionado y con el puño en alto, y su mirada se cruzó con la de Felipe Alarcón, entrenador de tenis.

Él reside en Miami, EE.UU., y llegó a Quito para ayudar a Escobar en el Challenger capitalino. Emocionado y respirando hondo para no soltar las lágrimas, el experto de 46 años aseguró que el triunfo de ayer marcará el inicio de una nueva etapa para el tenista. Lo dijo convencido porque Estrella también jugó un buen partido.

Al final, tras el triunfo que lo puso en la tercera ronda del Challenger, el manabita le dedicó la victoria a su familia. Él aseguró que en el tenis profesional hay momentos difíciles, sobre todo cuando se acude a torneos y no se logran los resultados esperados. Él ha tenido que pasar por eso, pero ahora está en una racha de éxitos en la que se destacan sus cuatro triunfos en la categoría Futuro.

El tricolor jugará en la tercera ronda con el ganador del juego entre los argentinos Andrés Molteni y Facundo Mena.
El guayaquileño Emilio Gómez, puesto 284 ATP, jugaba anoche ante otro de los favoritos, el brasileño Joao Souza, por el pase a la tercera ronda.

Los otros tres locales en el cuadro principal, Julio César Campozano, Giovanni Lapentti e Iván Endara fueron eliminados.

En la jornada de ayer, en un cotejo aplazado de la primera ronda, el argentino Horacio Zeballos derrotó al uruguayo Martín Cuevas por 6-4 y 6-4.

El vigésimo y último Challenger de Quito reparte 80 puntos ATP para el campeón. Será la última edición porque desde el próximo año, en el mismo Jacarandá, se disputará el ATP 250, torneo más grande al que asistirán tenistas con mejor ubicación en el mundo.

Los partidos empiezan a las 11:00 y la entrada no tiene costo para los aficionados.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)