26 de mayo de 2016 00:00

La goleada 44-1 reveló cómo se maneja la Segunda Categoría

Foto del primer partido que jugó Indi Native en el torneo de la Segunda Categoría de Tungurahua. El equipo recibió una goleada de 44-1 frente al Pelileo. Foto tomada de Facebook, Indi Native Club de Fútbol

Foto del primer partido que jugó Indi Native en el torneo de la Segunda Categoría de Tungurahua. El equipo recibió una goleada de 44-1 frente al Pelileo. Foto tomada de Facebook, Indi Native Club de Fútbol

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 19
Triste 4
Indiferente 1
Sorprendido 7
Contento 8
Mauricio Bayas

La idea de incursionar en el fútbol profesional nació hace tres años. Diego Culqui, oriundo de Tungurahua, impulsó un proyecto para estructurar un equipo de fútbol solo con jugadores indígenas.

El primer paso que dio fue visitar la Asociación de Fútbol Profesional de Tungurahua. Allí le dijeron que para entrar a la Segunda Categoría provincial debía participar primero en el torneo de tercera.

Sin embargo, la falta de clubes para organizar el campeonato de tercera impidió que el proyecto de Culqui entrara en marcha, en el 2013.

El dirigente indígena volvió a insistir en la Aso para que su equipo fuera calificado. Desde el año pasado, Culqui recorrió las comunidades indígenas de Tungurahua como Pasa, Chibuleo, Pilahuín, Salasaca...

Lo hizo para buscar jugadores. Con un grupo de 15 futbolistas nativos de distintas comunidades empezaron a entrenarse. La Aso Tungurahua decidió abrir las puertas del fútbol de Segunda al nuevo club en febrero pasado.

Patricio Porras, presidente de la Asociación, detalla que mediante una asamblea extraordinaria se decidió aceptar a Indi Native y al club Baños Ciudad de Fuego para participar en el torneo de Segunda junto a los otros cinco clubes provinciales: Pelileo, León Car, Bolívar, El Globo y el América.

El estatuto de Asociación Tungurahua (literal G) determina que para entrar a participar en la Segunda, un club debe ser campeón de la tercera categoría y debe pagar en la gerencia USD 2 400 al momento de la inscripción. “Decidimos aceptar al equipo y hubo un compromiso de pago por parte del dirigente. Confiamos en que cumplirían”, explicó Porras. Luis Morales, síndico de la Asociación, quedó como garante por el valor de la inscripción.

El torneo de Segunda empezó sin que Indi Native cancelara la inscripción. En la primera fecha del torneo, hace dos semanas, perdió en el debut ante el América. Allí fueron evidentes los primeros problemas económicos.

Culqui, dirigente y entrenador al mismo tiempo, solo habilitó 11 jugadores. Tuvo problemas para pagar los USD 370 que cuesta la programación. Le faltó USD 15, pero le permitieron jugar. El dinero lo recolectó pidiendo a los jugadores, a los padres de familia de los futbolistas y otra parte puso de su bolsillo.
La Asociación de Tungurahua le permitió jugar la segunda fecha ante el Pelileo, a pesar de no haber pagado el costo de inscripción. Tampoco se cumplió el ofrecimiento de abonar una parte del dinero. Jugó en Pelileo y cayó 44-1.

“No tuvimos al golero titular. Nos tocó improvisar al defensa como arquero. Perdimos y nos dicen que fuimos el hazmerreír, pero ellos nos dejaron participar”, justifica Culqui.
El gremio de Tungurahua decidió separar al equipo del torneo argumentando que no ha pagado el valor de la inscripción. Además, la Ecuafútbol aceptó la separación del club luego de jugadas dos fechas del torneo.

Culqui cuestionó que no se haya extendido el plazo para pagar el valor de la inscripción. Sin embargo, su proyecto no se detendrá. Ahora impulsará un torneo indígena para que sus jugadores sigan en el fútbol. Culqui, quien estuvo en Europa, promueve escuelas de fútbol en las comunidades indígenas de Tungurahua.
Sin la presencia del Indi Native, el torneo de Segunda Categoría de Tungurahua continuará con seis clubes. La repartición de puntos del Indi se hará en forma equitativa.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (3)