7 de junio de 2017 18:42

La goleada encajada ante Italia (3-0) enciende las alarmas en Uruguay

Daniele De Rossi (c) de Italia disputa el balón con Matías Vecino (der.) de Uruguay, el miércoles 7 de junio de 2017 durante un partido amistoso entre Italia y Uruguay en Niza (Francia). Foto: Sebastien Nogier/ EFE

Daniele De Rossi (c) de Italia disputa el balón con Matías Vecino (der.) de Uruguay, el miércoles 7 de junio de 2017 durante un partido amistoso entre Italia y Uruguay en Niza (Francia). Foto: Sebastien Nogier/ EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

La selección uruguaya cerró su gira por Europa con otra derrota, esta vez ante Italia en Niza (sureste de Francia) por 3-0 y encadena si quinta derrota consecutiva antes de enfrentarse a finales de agosto a Argentina, en un duelo decisivo para la clasificación para el mundial de Rusia 2018.

El defensa del Atlético de Madrid José María Giménez abrió el marcador con un despeje que acabó sorprendiendo a su portero Fernando Muslera (7) ; el delantero nacido en Brasil Éder Martins anotó el segundo para Italia a poco para el final (83) y el capitán Daniele de Rossi anotó el tercero de penal en el descuento (90+2) .

Cierto es que Uruguay afrontó esta gira de dos partidos en Europa sin piezas básicas en el esquema del 'maestro' Óscar Tabárez, como Diego Godín, Luis Suárez y Cristian 'Cebolla' Rodríguez y que a los 10 minutos del choque en Dublín se quedó sin su otro punta titular, Edinson Cavani, pero la imagen ofrecida por la Celeste no ha sido positiva, sobre todo por sus errores defensivos y su escaso 'punch' en ataque.

“Sabíamos que no podíamos tener la contundencia que el equipo potencialmente tiene cuando juegan jugadores que ahora no estaban”, admitió Tabárez, que lamentó la mala suerte de su equipo.

“Siempre se tiene que pensar racionalmente, pero nos están pasando cosas increíbles, más allá de las ausencias, como el primer gol”, dijo.

Tabárez introdujo algunos cambios con respecto al equipo que perdió el domingo en Irlanda (3-1) con el fin de plantar cara a Italia, en un atractivo duelo entre los dos primeros campeones del mundo.

Así, el veterano Muslera sustituyó en la portería a Esteban Conde, Nahitán Nández y Álvaro González entraron en el centro del campo por Egidio Arévalo Ríos y Diego Laxalt, y en la punta del ataque Diego Rolán fue el elegido para suplir a Cavani.

Pero las cosas se le complicaron a los charrúas desde el inicio: un balón en largo hacia Andrea Belotti lo despejó Giménez hacia su propio arco y sorprendió a Muslera (7).

Catastrófico Giménez
Ante una Italia que tampoco pasa por el mejor momento de su historia, Uruguay reaccionó y mejoró en la parte de atrás, pero mostró muy pocos argumentos para poner en peligro a Gianluigi Donnaruma, el joven arquero del Milan que jugó en el lugar del veterano Gigi Buffon.

Un remate de Álvaro González que rozó el palo de la portería italiana fue la ocasión más clara de los charrúas en el primer tiempo, en el que Italia pudo llegar al descanso con 2-0, pero Matías Vecino cortó providencialmente un disparo de Ciro Immobile.

Pese a los cambios introducidos por Tabárez, la situación no mejoró en la segunda parte para la Celeste, que pudo haber encajado el segundo en un cabezazo de Éder que se estrelló en la madera.

Muslera atajó otro remate minutos después, pero finalmente, en una jugada en la que no se entendió con su defensa, el balón cayó en los pies de Manolo Gabbiadini que centró y Éder cabeceó a la red (83) .

La pesadilla se completó en el descuento, con un penal cometido por Giménez, en una noche catastrófica para el jugador Atlético, que convirtió De Rossi.

Uruguay, que en noviembre pasado parecía tener el billete para Rusia en el bolsillo, ha perdido desde entonces con Chile (3-1) , Brasil (4-1) y Perú (2-1) y se encuentra solo un punto por encima de Argentina, que ocupa la plaza de repechaje contra el ganador de la zona oceánica.

Las derrotas contra Irlanda e Italia no pueden tranquilizar al equipo de Tabárez, que jugará un duelo trascendental el próximo 31 de agosto contra Argentina.

Tabárez, no obstante, no pierde el optimismo: “Creo que para lo que viene estaremos mejor de como pensé que estábamos antes de jugar este partido”.

El seleccionador italiano Giampiero Ventura, por su parte, se felicitó por “haber derrotado a un rival al que no ganábamos desde hace más de 20 años”.

En concreto, hacía 27 años que Italia no derrotaba a Uruguay en este clásico entre los dos primeros campeones del mundo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)