18 de abril de 2016 16:28

Gimnastas rumanos se quedan sin Juegos Olímpicos después de 40 años de la hazaña de Comaneci

Foto archivo de Nadia Comaneci.

Foto histórica de Nadia Comaneci.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 0
Agencia EFE

Cuando se van a cumplir 40 años desde que la rumana Nadia Comaneci consiguió en Montreal 76 por primera vez una nota perfecta, un 10, el equipo femenino de gimnasia artística quedó fuera de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro por primera vez en casi medio siglo.

Comaneci, icono de este deporte, marcó una época en la gimnasia rumana y mundial.

Para un país que logró cinco victorias mundiales consecutivas en categoría femenina por equipos, de 1994 a 2001, y que ha conseguido medallas en todos los juegos desde 1972, quedar fuera de la cita de este verano ha despertado numerosas críticas.

Sin embargo, la caída en picado ya se atisbó en el mundial del pasado año en Glasgow al terminar en decimotercer lugar y se certificó en el preolímpico, al clasificarse en el séptimo puesto. Esto impide participar a la gimnasia femenina rumana con una equipo completo, aunque sí habrá una gimnasta en el concurso individual.

"Dudo de las gimnastas que llegan a la selección; tengo la impresión de que no les gusta este deporte", señaló a Efe Octavian Bellu, el legendario seleccionador rumano que logró superar la barrera de 300 medallas en campeonatos europeos, mundiales y juegos olímpicos.

"La escuela rumana de gimnasia aún pervive, pero se tienen que hacer algunos cambios; esta eliminación es un toque de atención", afirma Bellu, una de las voces más importantes de este deporte desde los años 80, en alusión a la falta de apoyo financiero.

Estrellas de la gimnasia rumana, como Catalina Ponor -que logró tres oros en Atenas 2004- suelen retirarse para recibir una pensión del Estado, pero siguen entrenándose de forma privada para regresar pocos meses antes del inicio de competiciones importantes, como ella hizo antes del preolímpico.

Eso impide que muchas gimnastas no lleguen en su mejor estado de forma a las citas deportivas.

Tal como explica a Efe Andrea Raducan, que perdió la medalla de oro en Sidney cuando tenía 16 años tras dar positivo por pseudoefedrina, se trata de un deporte enormemente sacrificado que hace que muchas de las jóvenes acaben por abandonarlo.

"Si nos hemos mantenido en la cima tantos años se ha debido a nuestra ambición de continuar entre las mejores", cuenta Raducan, pero reconoce que los tiempos han cambiado.

Ni tan siquiera el combinado masculino consiguió su billete olímpico para Río de Janeiro.

Rumanía solo tenía un deportista clasificado, Marian Dragulescu, gracias a la medalla de plata en salto en el mundial de Glasgow.

Pese a quedarse fuera en la clasificación por equipos, los equipos femenino y masculino van a obtener cada uno una plaza a título individual.

Desde los Juegos Olímpicos de México en 1968, la gimnasia ha sido el deporte que más medallas ha otorgado a Rumanía: 25 de oro, 20 de plata y 26 de bronce.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)