22 de julio de 2014 00:00

Los futbolistas de Sudamérica están resguardados por sus agremiaciones

En el complejo  Carcelén.    Los futbolistas  chullas se preparan para vencer al golero Adrián Bone, ayer.

Los jugadores del Deportivo Quito durante la práctica en el complejo de Carcelén. Foto: Archivo El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 0
Redacción Deportes

Los jugadores profesionales cuentan con respaldos de sus agremiaciones en toda Sudamérica, no solo en Ecuador. En otros países, de hecho, han sido más drásticos que en el nuestro a la hora de defender los derechos laborales de los futbolistas que no reciben a tiempo sus salarios y que se sienten menospreciados.

En Paraguay, por ejemplo, la Federación Internacional de Futbolistas Profesionales (FIFPRO, división América), realizó una exposición y vigiló la audiencia que se dio en el Cabildo de la Honorable Cámara de Diputados, para las modificaciones introducidas en la Ley del Deporte. Esto fue el pasado 11 de junio.

Allí se puntualizaron los perjuicios que se han dado en la relación contractual de los jugadores con los clubes. La agremiación guaraní (Futbolistas Asociados de Paraguay, AFP) exigía que se respetaran los derechos de los futbolistas locales.

Finalmente, los diputados de este país se comprometieron para que el tratamiento de la Ley se considere favorablemente para los intereses de los futbolistas, temas que deben terminar de resolverse en estos días.

Bolivia es otro país con conflictos entre directivos de clubes y jugadores. El pasado 4 de junio, los Futbolistas Agremiados de Bolivia (FABOL), a través de su secretario general Milton Melgar, informaron que de los 12 clubes profesionales, 11 de ellos que terminaron el torneo Clausura registran deudas con sus planteles, por lo que si no solucionan este problema no podrán comenzar el próximo torneo 2014, que iniciará en la primera semana de agosto.

El directivo del gremio boliviano aclaró que en algunos casos de los clubes deudores, no es que se deba a todo el plantel, ya que basta con que haya una sola denuncia para considerar al club como deudor.

En Colombia, La Asociación Colombiana de Futbolistas Profesionales (ACOLFUTPRO), tras su visita a diferentes clubes de las principales ciudades de ese país, informó a sus agremiados sobre la importancia de mantenerse firmes en defensa de la Ley del Deporte 1145, promulgada en el 2011, la cual pretendió ser modificada por Coldeportes.

La promulgada Ley, en ese año, fue la que permitió la conversión de los clubes organizados como corporaciones sin ánimo de lucro en sociedades anónimas, pues la ley 181de 1995 señalaba que los clubes podían ser corporaciones sin ánimo de lucro o sociedades anónimas, pero no establecía ni permitía la conversión en sociedades anónimas.

De los 36 clubes que pertenecen hoy a las divisiones A y B del fútbol profesional colombiano, 30 son sociedades anónimas, estableciéndose además la protección a los trabajadores del fútbol en su artículo 8°. Y la agremiación cafetera pretende precautelar que la normativa se mantengan como derechos adquiridos a favor de los jugadores.

En la actualidad, el 95%de los clubes de la A y la B se encuentran al día en sus obligaciones laborales, cosa que nunca ocurrió en el futbol colombiano.

Uruguay, Brasil, Argentina también han sido países que han solucionado sus conflictos laborales entre clubes y futbolistas con paralizaciones acuñadas por las agremiaciones. Las presiones han surtido efecto y en el último año, en estos países ya no se han producido nuevos desacuerdos, según datos de la FIFPRO.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)