27 de noviembre de 2015 00:00

Los futbolistas ecuatorianos exigen pagos de salarios para jugar

Iván Hurtado y Jorge Guzmán en la conferencia de prensa de la Asociación de Futbolistas del Ecuador. Foto: Ronald Ladines / EL COMERCIO

Iván Hurtado y Jorge Guzmán en la conferencia de prensa de la Asociación de Futbolistas del Ecuador. Foto: Ronald Ladines / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 11
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 14
Ronald Ladines y David Paredes.
Redactores  (D)

Antes de oficializar la huelga, Iván Hurtado, presidente de la Asociación de Futbolistas del Ecuador (AFE), se comunicó vía telefónica con Luis Chiriboga, titular de la Ecuafútbol, quien le pidió declinar la medida, hasta su regreso.

Chiriboga, que estaba en el congreso de la Conmebol en Río de Janeiro, tiene previsto arribar el viernes 27 de noviembre del 2015 a Quito y lo primero que hará será solicitar una reunión con los principales de la AFE.

“La única manera de declinar la medida es que paguen. No aceptaremos acuerdos de palabra. Es casi imposible que reveamos la huelga”, mencionó Hurtado, cuando se le consultó sobre acuerdos, en la reunión con Chiriboga.

Hurtado presentó una acción de protección demandando el derecho a la resistencia de los jugadodores de fútbol, para no jugar ningún partido hasta que no se les cancele los sueldos y todos los beneficios que les adeudan los clubes.

LA AFE sostiene que hace uso del artículo 98 de la Constitución, que garantiza el derecho a la resistencia, por lo tanto no pueden ser sancionados. La acción se presentó en Guayaquil en contra de Luis Chiriboga.

La AFE tomó la medida, tras la negativa de la FEF de aceptar el pedido de suspención de El Nacional y Cuenca, por las deudas que tienen con los agremiados. Estos dos clubes se unen a otros 15 (Serie A y B) que adeudan salarios, entre uno y tres meses, a los futbolistas.

Según los datos recabados por la AFE, la deuda general de los equipos en sueldos de dos años supera los USD 20 millones, por lo que el gremio decidió no jugar la fecha 19 de la segunda etapa.

En julio del año pasado, los jugadores también paralizaron ocho días el campeonato por el no pago de sueldos. En ese entonces el gremio llegó a un acuerdo, en el que también intervinieron el Servicio de Rentas Internas y el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social.

El 26 de noviembre, los directivos de Aucas, Católica, Liga de Quito, Mushuc Runa, El Nacional, Barcelona, Emelec, River y Dep. Cuenca mostraron su rechazo a la medida de los jugadores. Ellos argumentan que planificaron desplazamientos en avión, hospedaje y alimentación en hoteles, donde les tocaba jugar este fin de semana de visitante.

Ramiro Gordón, administrador de Aucas, anunció que iniciará acciones legales contra la AFE, por daños y perjuicios en caso de mantenerse la medida. Esa advertencia tiene sin cuidado al síndico de la AFE, Jorge Burgos.

Hurtado adelantó que la resolución cuenta con el respaldo de los capitanes de todos los clubes de las series A y B y de Segunda categoría. Con ellos también se contactó vía telefónica, antes de oficializar la paralización.

“Nosotros hemos criticado la posición complaciente de parte de la AFE ante la FEF. Ahora no cabe la posibilidad de un paro”, mencionó Francisco Egas, de la Universidad Católica.
Con él coincidió Mario Canessa, presidente de River, quien respeta los pedidos de la AFE, pero dijo que su equipo seguirá con la planificación hasta que la Ecuafútbol determine la suspensión definitiva de la fecha.

Hasta las 16:00 del 26 de noviembre, los jugadores de Emelec no habían recibido la notificación de la huelga. Pedro Quiñónez comentó que se enteró de la medida cuando encendió el televisor.

Pero mientras el gremio insitió en la huelga, la FEF emitió un comunicado a las 18:00 de que se mantenía la programación de la fecha 19, que se jugará desde hoy.

El Quito respalda la huelga
Los jugadores del Deportivo Quito no se pusieron el uniforme de entrenamiento por segundo día consecutivo. Eso sí, llegaron temprano al Complejo Ney Mancheno, en Carcelén, pero en vez de afinar la estrategia para el partido ante Liga de Loja, prefirieron reunirse entre ellos y ratificar su postura de no entrenarse hasta que los directivos les presenten soluciones.

La plantilla aprovechó el tiempo y expuso su preocupación por la situación y su respaldo a Luis Saritama y Michel Castro, jugadores acusados por los directivos de paralizar las actividades.

Ante esto, el arquero Alexi Lemos recordó que la postura es decisión de todo el grupo y que no cambiarán de actitud.
“Edwin (Tenorio) me llamó y me indicó que la AFE estaba organizando una paralización. Algunas veces se ha tratado de buscar soluciones, pero la FEF no ha dado apertura”, dijo Saritama.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (1)