5 de December de 2011 00:01

La vuelta olímpica fue en Casa Blanca

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La obtención de la Copa Libertadores del 2008 le dio a Liga el derecho de jugar la Recopa, una competición que se decide en cotejos de ida y vuelta con el ganador de la Sudamericana anterior. En el 2009, la ‘U’ se enfrentó al Internacional de Porto Alegre.

Algunas cosas habían cambiado en un año. Ya no estaba Edgardo Bauza en el banquillo sino Jorge Fossati. El arquero José Francisco Cevallos era suplente para consolidar a su sucesor, Alexander Domínguez. Volvieron veteranos de la ‘Casona’ como Carlos Espínola, mientras que Luis Bolaños y Joffre Guerrón, baluartes del 2008, ya estaban en el exterior.

Curiosamente, Bolaños militaba en el Inter, aunque todavía no se había ganado la titularidad.

Liga no lucía bien en los primeros meses, por lo que Fossati solicitó refuerzos para encarar los partidos de la Recopa. Regresaron al equipo Enrique Vera, Ulises de la Cruz y Christian Lara, y se contrató al delantero argentino Claudio Graf, aunque no hubo tiempo para un entrenamiento adecuado. Solo De la Cruz se había entrenado con antelación, aunque llevaba un año sin jugar un solo cotejo profesional.

La final de ida estuvo precedida de una sorpresiva despedida: el volante Damián Manso dejó el equipo cuando los universitarios viajaban hacia Porto Alegre. El ‘Piojo’ había sido contratado por Pachuca en la víspera, y ocurrió la extraña escena en el aeropuerto Mariscal Sucre, con Manso abrazando a sus ex compañeros pero tomando un vuelo diferente.

Inter afrontó el primer cotejo con las bajas de los seleccionados Kléber y Nilmar, que estaban con Brasil en la Copa de las Confederaciones en Sudáfrica. Pero contaban con sus ‘cracks’ Andrés D’ Alessandro y Taison Marcelo.

A pesar de las complicaciones, Liga derrotó 1-0 a Inter, con gol de Bieler tras pase de Lara, gracias al efectivo manejo del balón de los albos en mitad del campo.

Para la revancha en la Casa Blanca, los colorados recuperaron a Kléber y Nilmar y saltaron al campo de juego y dominaron los primeros cinco minutos. Fue tanta su vehemencia, que Espínola recibió una tarjeta en menos de un minuto por su desesperación.

Pero los albos lograron aplomarse, controlaron el balón e impusieron el ritmo de juego con tres figuras excluyentes por el costado derecho: Néicer Reasco, De la Cruz y Lara. Así, la ‘U’ se fue al descanso con dos goles de ventaja, tras un cabezazo de Espínola y otro de Bieler, para delirio de los asistentes al estadio.

En la segunda fase, Liga mantuvo el control del balón, Vera puso el 3-0 y liquidó el pleito, aunque hubo tiempo para que Inter hiciera ingresar a Bolaños, aplaudido por la hinchada alba aunque estaba con la camiseta del rival.

Como anécdota quedó la lesión de Domínguez en el minuto 63, lo que dio paso al ingreso de Cevallos, quien festejó dentro de la cancha su nueva estrella dorada.

TESTIMONIO
 
Patricio Urrutia. Jugador
‘Un título hecho en casa’
Luego de haber conseguido la Copa Libertadores  en Brasil y ver toda la alegría de la hinchada, fue un revivir  emociones estar presente y poder jugar  en otra copa. Yo no estuve en el título de la Copa Sudamericana, pero sí en   la Recopa.

Cuando se termina el partido y eres campeón, por la cabeza de uno cruza tantas cosas. Es una final más ganada y eso te permite recordar tus inicios como futbolista y todo lo que uno tuvo  que pasar en la vida.

Hubo una alegría por todo lo hecho en el camino de éxitos y el esfuerzo de todos los dirigentes en la Recopa de Liga. Yo digo que son cosas gratificantes que solo te las  brinda el fútbol.

Hubo una alegría y festejo diferentes porque lo conseguíamos en casa, ante nuestra gente, con el apoyo de ellos. Fue un carnaval y locura para todo el país.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)