6 de December de 2010 00:00

Valle del Chota cumplió su sueño de la mano de Agustín Delgado

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Sierra Norte

El sueño de Agustín Delgado de que el valle del Chota tenga un equipo profesional se va concretando.

La tarde del sábado el club, que lleva el mismo nombre de la tierra donde nació el goleador histórico de la Selección nacional, ascendió a la serie B del Campeonato Ecuatoriano de Fútbol. Lo hizo faltando una fecha para que concluya el hexagonal final del torneo de segunda categoría.

La victoria por 2-0 que obtuvo sobre el conjunto del Mushuc Runa, de Tungurahua, fue el pasaporte para subir el escalón. No hay duda que es un premio a la perseverancia de los jugadores dirigidos por el técnico Juan Yépez.

La campaña desplegada por los imbabureños fue casi perfecta. Obtuvo ocho victorias y una derrota. Solo perdió 1-0, en condición de visitante, con el Deportivo Quevedo. Esa trayectoria le permitió sumar 21 puntos más 11 de gol diferencia, convirtiéndole en líder de la tabla de posiciones.

El último partido del conjunto verdiblanco, que se jugó en el estadio Olímpico Ciudad de Ibarra, fue una justa recompensa a los seguidores del plantel. Desde el primer minuto los dueños de casa se volcaron al ataque.

El delantero Marlon Rodríguez anotó el primer gol de cabeza. Aprovechó un centro de su compañero Vinicio Delgado. El violento cabezazo contra el piso dejó congelado al guardameta Juan Delgado, del Mushuc Runa.

El Valle del Chota continuó con el juego ordenado y ofensivo. Eso le permitió alcanzar la segunda diana a los ocho minutos, tras una jugada de Fabricio García.

Al Valle del Chota le resta un compromiso más. La próxima semana jugará de visitante contra el Gualaceo, en Cuenca. Este partido no les quita el sueño a los muchachos dirigidos por Yépez. Es más, Agustín Delgado, propietario y jugador del equipo, ya piensa en el futuro. Muy emocionado, el sábado último, tras dar la vuelta olímpica, reveló que ya tienen planes para reforzar el conjunto.

“Traeremos tres refuerzos para la defensa y la delantera. Pero aún no puedo dar nombres”. Sin embargo, extraoficialmente podría tratarse de los choteños Juan Guerrón y Jonathan Villalba.

Entre tanto, los muchachos del Chota, cuyas edades fluctúan entre los 18 y 26 años (solamente el Tin tiene 35) preparan una gira promocional por la Costa.

Pero quizá el plato fuerte será un partido por Navidad y despedida de este año entre el Valle del Chota y el Imbabura.

La fecha aún está por definirse. No cabe duda que será un regalo más para Imbabura, una cantera de futbolistas, que desde el próximo año podrá disfrutar del fútbol profesional en su propia casa.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)