23 de June de 2010 00:00

Uruguay ganó con garra, buen fútbol y se clasificó

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Abraham Guerrero, El Universal de México. Desde Rustenburgo

México se desconectó del Mundial por 90 minutos y en eso se llevó el susto del torneo. El equipo del entrenador Javier Aguirre se ha clasificado a los octavos de final de la peor forma posible, después de lo bien que lo hizo ante Francia. No podían caer más porque eso les hubiera significado regresar a casa con el orgullo por los suelos, de donde se tendrán que levantar para enfrentarse a Argentina.Irreconocible el cuadro tricolor, nunca fue capaz de juntarse para imponer el estilo de toque de balón y control de los tiempos con los que se había sentido bien en los anteriores encuentros. Los movimientos que hizo Aguirre, al inicio y ya con el juego en marcha, no conectaron con lo que les presentaron los uruguayos, quienes fueron congruentes con la idea de quedarse con el primer lugar de grupo y lo consiguieron tras la victoria (1-0).El premio por quedarse con el primer lugar del grupo era evitar a Argentina en la siguiente fase del Mundial. Ahora México tendrá que pagar el precio de sentirse dueño de la casa sin tener los papeles en la mano y deberá enfrentarse al conjunto de Diego Maradona, que se perfila a ser el mandamás del grupo B, un duelo de enorme peligro ya entrada la fase de eliminación directa. También una revancha para el Tri por lo sucedido en la Copa del Mundo de Alemania 2006.El plan de Uruguay fue preciso y hasta cruel. El DT Óscar Tabárez entendió en todo momento que México sin el control del balón y de los espacios de juego no tiene fútbol. Los charrúas fueron superiores, demostraron garra y un juego diferente, más ordenado, ofensivo. Y su campaña fue la mejor del grupo -ganó dos partidos y empató uno- es una de las sensaciones en Sudáfrica.Dos avisos después, los celestes marcaron el tanto de la diferencia en buena escapada de Edinson Cavani, quien centró preciso a la llegada de Luis Suárez. Cabezazo impecable y gol al minuto 43, el peor momento para recibir una anotación. Con el tanto a favor, los uruguayos comenzaron con el juego del gato y el ratón, dejaron la iniciativa a México, pero eso no le alcanzó al Tri.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)