7 de July de 2010 00:00

El trofeo Lev Yashin para Paston o Suárez

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Dennis Rodríguez P.

Tiene mucho de razón Maarteb Stekelenburg, portero del seleccionado de Holanda, cuando señala que el mejor arquero del Mundial de Sudáfrica 2010 no es otro que' Luis Suárez.

El atacante uruguayo fue el puntual de la clasificación de su país a las semifinales, al dejar en el camino a Ghana. El jugador del Ajax holandés detuvo con la mano un balón que entraba en la valla de Fernando Muslera (el nro. 1 de la ‘Celeste’). Luego, fue expulsado.

Ya más en serio, en la galería de guardavallas de Sudáfrica se ven pocos candidatos al trofeo Lev Yashin, que fuera instituido en 1994 para reconocer al mejor cuidapalos de cada Mundial de Fútbol.

De lo que se ha visto, las actuaciones de casi todos los arqueros de los 32 seleccionados tienen poco que ver con las paradas excepcionales y con la clase del portero ruso (ex soviético), también conocido como ‘La Araña negra’ por la indumentaria de ese color que se ponía.

En realidad, algunos goles, como el que encajó el inglés Roberto Green, en el debut de su país frente a EE.UU., engrosan la categoría de errores crasos, que no debieran verse en los mundiales. Tampoco el brasileño Julio César, del Inter de Italia y considerado el mejor portero del mundo, se salva de las críticas, en particular por el primer gol que Holanda le anotó en la derrota 1-2 frente a la ‘Naranja Mecánica’.

En medio de los errores, que muchos han atribuido al balón Jabulani, existe uno que se destacó entre sus colegas y que quizá merezca el Yashin.

Es Mark Paston, quien llegó como cancerbero suplente del seleccionado semiprofesional de Nueva Zelanda. Al final, el jugador del Wellington Phoenix FC se puso el buzo de artífice de la campaña invicta de su país . Un hito para el balompié del Estado de Oceanía. Salvo que el alemán Manuel Neuer o el español Íker Casillas realicen proezas a lo Yashin en la semifinal de hoy (o en la final)...

Acerca de los porteros y con el Jabulani en cancha, tiene sentido parafrasear al escritor francés Albert Camus. Este dijo que aprendió cuando era arquero en Argelia que “la pelota nunca viene hacia uno por donde uno espera que venga. Esto me ayudó mucho en la vida”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)