17 de July de 2013 21:35

Un triunfo que reconforta a los criollos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El Nacional venció 1-0 a Liga. No vencía a los azucenas, desde las finales del torneo del 2011.

Desde el 11 de diciembre del 2011, cuando El Nacional ganó el repechaje ante Liga y se quedó con el tercer cupo para la Libertadores, el cuadro rojo no había encontrado la fórmula para vencer al cuadro albo. Los partidos terminaban en victorias de Liga o como máximo en empates. Por ello, la victoria de ayer se festejó con puños apretados, con esa alegría contenida durante casi dos años.

Los criollos golpearon de inicio y eso fue suficiente. El tanto de Juan Carlos Villacrés, o el ‘loco’ o ‘Palermo’, como le dicen al ariete ambateño fue suficiente para ganar un partido que es más que un juego. La victoria es un espaldarazo al técnico Carlos Sevilla y a su proceso de alejar al cuadro rojo de los últimos lugares, pero sobre todo a conformar un equipo con talentos jóvenes de la casa y con la guía de los experimentados como Marwin Pita, a quien ayer no le pesó ser el eje conductor del equipo, en un partido ante Liga, que como siempre es complicada y pelea hasta el final.

El Nacional consolidó su victoria en el pragmatismo. Es un equipo joven, en el cual todos corren, todos presionan, desde el ‘Loco’ Villacrés hasta Juan Carlos Anangonó, el último hombre antes del golero Adrián Bone. Detrás de Villacrés, Édson Montaño se ubicó como un mediapunta entre los volantes albos y la línea de tres zagueros que Edgardo Bauza puso para este partido con Luis Luna, Gabriel Corozo  e Ignacio  Canuto. Norberto Araujo se perdió el partido y salió de la concentración en la víspera, por un dolor estomacal. Su ausencia se sintió y la última línea careció de un caudillo, de alguien que ponga la pausa y corrija los errores.

Ayer, en la rueda de prensa, el técnico Bauza reconoció que su equipo jugó mal. Los albos siguen siendo la cara y la cruz. La semana pasada vencieron con autoridad al Deportivo Cuenca, pero ante El Nacional no encontraron la forma de poder vulnerar a su rival. Los criollos le redujeron los espacios, Luis Saritama, llamado a ser eje del conjunto, no apareció por la cancha y los tres delanteros: Gustavo Bou, Luis Santana y Julián Benítez apelaron a la autogestión y tuvieron que retrasarse para encontrar el esférico, pero no pudieron anotar.  Bou fue reemplazado por el juvenil Diego Hurtado y Carlos Feraud entró por Santana, pero nada cambió. El Nacional, que en los últimos minutos había renunciado al ataque , se agrupó bien y de esa forma pudo llevarse una victoria, quitarse esa sensación que tenía atrancada desde ese lejano 11 de diciembre del 2011.


Reviva las incidencias de este compromiso por futbolmania

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)