11 de June de 2012 00:00

El triunfo desahogó a los seleccionados

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Tras el pitazo del árbitro Wilson Seneme, Christian Noboa, Frickson Erazo, Jefferson Montero y Antonio Valencia se acercaron a los hinchas en la general sur y gritaron eufóricos el nombre de Ecuador.

Esta emoción tuvo un sustento, que el entrenador Reinaldo Rueda luego explicó en la rueda de prensa: “Sabíamos que el partido contra Colombia sería complicado. Fueron 17 días de arduo trabajo. La recuperación anímica tras la derrota que sufrimos ante Argentina fue determinante”.

Montero, incluso, lanzó su camiseta hacia ese sector, como muestra de ese desahogo. Los jugadores estaban felices por la victoria 1-0 sobre los cafeteros y por el respaldo de la afición.

Antes de ese instante, los integrantes de la Tri y del cuerpo técnico se repartieron abrazos y felicitaciones en el gramado.

Christian Benítez también estaba feliz. Antes del partido su esposa le dijo que no regresara a casa si es que no marcaba un gol. El delantero cumplió y, tras su tanto, se metió la pelota debajo de la camiseta para celebrar.

[[OBJECT]]

Rueda ponderó el sacrificio y la obediencia de sus dirigidos. “Siempre buscamos el arco rival con la entrega de los muchachos, buscando abrir espacios por la derecha, centro e izquierda. Colombia se cerró bien. Mantuvimos el ritmo de juego ”.

El estratega, quien lució un terno oscuro, también cumplió un rol de motivador en el entretiempo, principalmente con Christian Noboa, quien atravesó un problema personal que no se reveló.

“Hay situaciones que solo se conocen a la intimidad de la Selección. Se hizo un trabajo con Noboa y volvió con inteligencia. No fue vistoso, pero fue fundamental para el equipo. Noboa fue el enlace con los delanteros”, aunque al final salió expulsado.

El DT agregó que “con el resultado a favor, buscamos mayor serenidad en el medio campo, contrarrestar a Colombia manteniendo el balón. A Christian Benítez todo el tiempo le cometieron faltas y nunca fue protegido”.

23 preguntas tuvo que responder el estratega. La misma situación la vivió el argentino José Pekerman, DT de Colombia.

A pesar de la derrota, Pékerman estuvo sereno y pidió paciencia a la afición de la selección colombiana. En su presentación, resaltó la actitud ofensiva de Ecuador. Admitió que las subidas por la izquierda del ofensivo Jefferson Montero provocaron complicaciones a su defensa.

[[OBJECT]]

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)