10 de January de 2011 00:00

Tres jugadores culé, que salieron de la cantera, van por el Balón de Oro

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Tres frutos de la cantera de un club. Tres representantes de una filosofía deportiva. Tres pilares de un equipo, el Barcelona, con síntomas de perfección futbolística.Andrés Iniesta, Xavi Hernández y Lionel Messi son los candidatos para ganar hoy el galardón individual de un Balón de Oro con espíritu colectivo.

Los finalistas del premio al mejor jugador del 2010 coinciden: el triunfo ya es del fútbol formativo del Barcelona. Con características distintas, los tres forman una simbiosis muy definida dentro y fuera del campo de juego.

El argentino Messi buscará su segundo Balón de Oro consecutivo. Lejos de reposar en la gloria individual alcanzada en el 2009 (también poseedor del mejor jugador de la FIFA), la ‘Pulga’ hizo en el 2010 méritos como para confirmarse como el jugador más completo de la actualidad.

Diez años después de su llegada a Barcelona buscando estabilidad futbolística y el aporte económico para tratar su déficit de crecimiento, el 10 cerró el último año con 74 goles en 73 partidos oficiales disputados con la camiseta del Barcelona.

Messi alimentó a lo largo del año su camino hacia la consagración como el mejor jugador de la historia del club. Con apenas 23 años y seis temporadas en el primer equipo del club catalán, ya anotó goles en más de 100 partidos oficiales y cosechó 13 títulos.

“Está claro que Messi es el mejor jugador del mundo, pero creo que Xavi e Iniesta también se lo merecen”, aseguró Iker Casillas, rival y ‘víctima’ de los tres finalistas en los últimos clásicos españoles.

El único pero trascendental traspié de Messi durante el año pasado fue el Mundial de Sudáfrica: abandonó la cita en cuartos de final entre llantos y sin goles.

Andrés Iniesta, en cambio, precisamente con el gol en la final de la Copa del Mundo que dio el primer título de la historia a España hace que sea el gran favorito.

Iniesta contrasta una imagen de niño bueno con la de verdugo salvaje de los rivales en los momentos clave de partidos trascendentales. Igual que robó el corazón de los hinchas del Barcelona en las semifinales de la Champions League 2009 con su gol agónico contra el Chelsea en Stamford Bridge, el volante cimentó su empatía con los amantes españoles del fútbol el 11 de julio del 2010 en el Soccer City de Sudáfica.

El gol del título mundial en el tiempo suplementario de la final contra Holanda modificó por completo su rol en el fútbol español. Por ello, Iniesta fue ovacionado por los aficionados rivales en cada uno de los estadios que el Barcelona visitó a lo largo de la actual temporada.

Para muchos medios, el futbolista de 26 años es el gran candidato para llevarse el premio.

Por último, Xavi es uno de los representantes de la transformación del Barcelona de buen equipo en máquina futbolística.

Después de su debut en 1998 y de haber quedado tres años a la sombra de Josep Guardiola en el equipo titular azulgrana, el jugador comenzó a desarrollar su mejor versión futbolística de la mano del DT Frank Rijkaard. Luego, con el propio Guardiola como conductor y no como competidor, Xavi se consolidó como el cerebro del equipo de los últimos años.

Consagrado como mejor futbolista de la final de la Liga de Campeones 2009 contra el Manchester United y finalista del Balón de Oro 2009 junto al portugués Cristiano Ronaldo y Messi, el jugador de 30 años coronó su trayectoria el miércoles al convertirse en el hombre con más partidos oficiales en la historia del Barcelona, con 550 juegos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)