2 de May de 2013 17:41

Un Superclásico distinto

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Boca Juniors y River Plate palpitan de modo distinto el 'Superclásico' del fútbol argentino que animarán el domingo en la 'Bombonera' por la duodécima fecha del Torneo Final. 

Por el lado del plantel 'xeneize' la apuesta de la temporada pasa por la Copa Libertadores, en la que superó por 1-0 de local este miércoles a Corinthians, en los octavos de final de ida, y cuya revancha jugará el 15 de mayo.

Pensando en ese partido frente al último campeón del torneo continental de clubes, Boca tomaría algunos recaudos el domingo, aún cuando sus hinchas aspiran a una victoria frente al clásico rival.

Entre otras previsiones, Boca podría preservar a su conductor natural: Juan Román Riquelme, quien se recupera de un desgarro que sufrió hace dos semanas y que lo marginó del choque de ida disputado con el 'Timao' en la víspera en la 'Bombonera'.

Riquelme, quien hoy se entrenó en forma diferenciada junto a los jugadores que tampoco actuaron ante Corinthians, “se desgarró hace menos de 14 días y la idea es llevarlo de a poco para la revancha en la Copa” , explicó el DT Carlos Bianchi.

"A Román hay que cuidarlo", repitió el 'Virrey' en la conferencia de prensa post partido con Corinthians, rival del que dijo hay que cuidarse porque "la llave sigue abierta pues la ventaja es escasa".

Boca, que mostró parte de su 'mística copera' este miércoles y venía de jugar y perder su mejor partido en el torneo local, no puede regalar nada, pues además disputa la Copa Argentina con un plantel diezmado por las lesiones.

River, que al mando de Ramón Díaz quedó eliminado de la Copa Argentina, sólo apunta a pelear por el título del Torneo Final y, como destacó no casualmente Bianchi: "Tiene sólo un compromiso por semana". 

El astuto y más exitoso DT en la historia de Boca intentó tirarle así la presión al clásico rival, que irá a la Bombonera obligado a ganar para no perderle pisada el líder Newell’s Old Boys, que le lleva cuatro puntos de ventaja.

 River, que marcha tercero detrás de Lanús, intentará aprovechar que Boca está concentrado en otro frente y que en el torneo local lleva diez partidos sin ganar, con lo cual acaba de igualar su peor marca histórica en un arranque de campeonato.

 Una victoria en el “Superclásico” , además, sería vital desde lo anímico y por eso Díaz apunta a poner en cancha el mejor equipo posible, al que retornaron en la práctica de hoy el volante Leonardo Ponzio y el delantero Carlos Luna.

 Ponzio, recuperado de una lesión, reemplazaría a Ariel Rojas, mientras que Luna, que cumplió una fecha de suspensión por expulsión, lo haría por el juvenil Juan Manuel Iturbe, según se desprende del entrenamiento de hoy, a puertas cerradas.

La posibilidad de obtener un buen resultado llevará mañana a los fanáticos 'millonarios' seguramente a desbordar las boleterías para obtener una de las 4.500 localidades que serán puestas en venta para el público visitante.

River llega al duelo abajo en el historial, pues ganó en 62 de los 190 “Superclásicos” disputados, contra 69 triunfos del
'xeneize'.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)