30 de June de 2010 00:00

Sudamérica tiene más equipos que Europa en cuartos de final

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Johannesburgo.

Sudamérica tendrá mayor presencia que Europa en los cuartos de final de la Copa del Mundo. A la clasificación de Argentina, Brasil y Uruguay ayer se sumó la de Paraguay, con lo cual el continente tendrá el 50% de los equipos que disputarán esta fase.

Los cuartos de final se completan con tres equipos europeos: Holanda, Alemania y España y un representanta africano: Ghana.

El balance de octavos fue casi perfecto para los sudamericanos, porque avanzaron cuatro de cinco equipos en liza y el único eliminado, Chile, cayó a manos de otro cuadro de esta región, el pentacampeón Brasil (que venció 3-0 en Johannesburgo).

En la fase recién terminada, fue eliminado además otro latinoamericano, México, también a manos de un sudamericano, Argentina, que se impuso en un partido polémico por 3-1.

Argentina aporta con Lionel Messi, el mejor jugador del mundo. Brasil, con Julio César, probablemente el mejor arquero del planeta. Los dos últimos máximos goleadores del fútbol europeo son Messi (2010) y el uruguayo Diego Forlán, por lo que no extraña que otro sudamericano, Gonzalo Higuaín, sea uno de los anotadores del Mundial, con cuatro tantos.

Sudamérica también aporta a dos entrenadores que ya fueron campeones del mundo como jugadores, el argentino Diego Maradona y el brasileño Carlos Dunga. Entre Brasil, Argentina y Uruguay acumulan nueve títulos mundiales, la mitad de los disputados hasta ahora.

Las esperanzas de Sudamérica están cifradas en dos equipos: Brasil y Argentina, dos potencias del fútbol. El equipo auriverde presenta como sus principales credenciales la consecución de cinco copas (1958, 1962, 1970, 1994 y 2002).

Argentina también es un serio aspirante al título tras levantarla en dos ocasiones (1978 y 1986). Tanto Argentina como Brasil avanzaron sin mayores problemas a cuartos.

Pero también se agregaron Uruguay (que eliminó a Corea del Sur), que no llegaba a estas instancias hacía cuatro décadas, cuando obtuvo el cuarto lugar en México 1970, y Paraguay, que nunca había volado tan alto y que ayer dejó en el camino a Japón, último sobreviviente de Asia, en una dramática definición por penales.

La celeste ha vuelto a ilusionar a sus aficionados, que nunca olvidan la Copa ganada en 1930, como anfitriones del primer Mundial, y la lograda en la hazaña del Maracaná en Brasil 1950, cuando despojaron al anfitrión del título en la final.

Que haya mayor cantidad de cuadros de la Conmebol en cuartos es algo inédito, pues desde que estos se disputaron por primera en Suiza 1954, siempre había el doble o el triple de europeos que sudamericanos en esta etapa del Mundial.

Históricamente, Europa ha colocado más representantes en la instancia decisiva de la Copa. En el Mundial Alemania 2006 hubo seis europeos y dos sudamericanos en los cuartos, cifras semejantes al pasado: 5-1 en Corea-Japón 2002, 6-2 en Francia-1998, 7-1 en Estados Unidos 1994, 6-1 en Italia 1990 y 5-2 en el Mundial de México 1986.

En tres mundiales hubo un sistema de avances diferente al actual (Alemania 1974, Argentina 1978 y España 1982), pero antes la proporción también había sido de dos o tres a uno, salvo en México 1970, cuando llegaron cuatro europeos y tres sudamericanos (Brasil, Uruguay y Perú), además del dueño de casa.

En el camino quedaron 10 equipos europeos, algunos de los cuales fueron eliminados prematuramente en primera ronda, pese a que llegaron con muchos pergaminos a Sudáfrica, como Francia e Italia.

Los ingleses, campeones en su casa en 1966 y dueños de una de las ligas más competitivas del mundo, superaron la primera ronda pese a su tambaleante debut (un empate 1-1 con Estados Unidos por un error de su portero Robert Green). Sin embargo, fueron goleados 4-1 en octavos por una Alemania beneficiada porque el juez uruguayo Jorge Larrionda no validó un gol que pudo cambiar la historia.

En cuartos la tarea no será fácil para los sudamericanos, pues Uruguay debe enfrentar a Ghana, Brasil a Holanda, Alemania a Argentina, y Paraguay a la selección española.

Cada sudamericano compite en una llave diferente y si los cuatro se impusieran en los cuartos, la final sería sudamericana, algo que no ocurre desde Brasil 1950, en donde los europeos se quedaron sin opciones.

En esa Copa, Uruguay venció a Brasil en el recordado ‘Maracanazo’. Este Mundial podría volver a ver una historia similar, con los equipos sudamericanos con ansias de copar todos los lugares del podio.

“Nosotros proveemos de los mejores jugadores del mundo a Europa. Ese es el mejor premio que tiene Sudamérica”. Esa fue la reflexión de Diego Armando Maradona, el director técnico del equipo argentino. El técnico brasileño Carlos Parreira también respaldó el comentario. “Tenemos a los mejores jugadores y estamos demostrando nuestro poderío”.

Brasil

Figura: Luis Fabiano

Primero en el grupo G y eliminó a Chile en octavos

Argentina

Figura: Carlos Tévez

Primero en la llave B. En octavos derrotó a México.

Uruguay

Figura: Luis Suárez

Líder del grupo A. Venció en octavos a Surcorea.

Paraguay

Figura: Justo Villar

Líder del grupo F. Eliminó a Japón por penales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)