19 de February de 2012 00:03

La sospecha de corrupción acorrala a Teixeira

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) factura USD 101,7 millones por año y posee un voluminoso saldo positivo, pese a las turbulencias que vive a raíz de las denuncias de corrupción que cercan a su presidente, Ricardo Teixeira.

El excelente estado de salud financiero de la máxima autoridad del fútbol brasileño coincide con momentos delicados en el plano político, ya que su Presidente, quien además comanda el comité organizador del Mundial del 2014, está siendo acusado de graves denuncias de corrupción.

Esto ha llevado a fuertes rumores sobre su inminente abandono del cargo. La CBF aseguró, anteanoche, que Teixeira retomará“normalmente” sus funciones el miércoles, cuando regrese de Miami junto a su familia.

Además de rechazar la salida de Teixeira, la CBF informó que el dirigente “así como todos los miembros de su familia, poseen su situación tributario-fiscal debidamente regularizada, y no deben nada al Fisco federal, provincial y municipal”.

La declaración oficial rechaza las últimas denuncias que recayeron contra el dirigente de 64 años, quien preside la entidad desde 1989, reportadas por el diario "Folha de Sao Paulo".

Según el rotativo, la Policía Federal lo investiga por sospechar que tiene vínculos económicos con una empresa acusada de cometer irregularidades en la organización del choque amistoso disputado entre Brasil y Portugal en noviembre del 2008, en Brasilia. La empresa acusada es Ailanto Marketing, de propiedad del presidente del Barcelona, Sandro Rosell, quien según la prensa brasileña sería un “íntimo amigo” del presidente Teixeira.

Por su parte, la revista Veja informó e que ante la posibilidad de que la Justicia le bloquee los bienes, Teixeira está intentando preservar su fortuna, calculada en unos 29,4 millones de dólares.

Según ese medio, Teixeira remató todo el ganado que poseía en una hacienda en la localidad de Piraí, en Río de Janeiro; clausuró un local nocturno y un restaurante de su propiedad, localizados también en Río; y puso a la venta una estancia y el apartamento donde vivía, en el exclusivo barrio carioca Leblon.

La idea del dirigente, según la prensa, sería irse a vivir con su familia a Florida, donde posee un apartamento. Las denuncias llevaron al presidente de la filial de la Orden de los Abogados de Brasil (OAB), Wadih Damous, a pedir la renuncia de Teixeira.

Según la publicación del diario ‘O Estado de Sao Paulo’, el balance anual de la institución, que será divulgado en los próximos días, indicará un saldo de caja, para uso libre, de USD 135,3 millones (230 millones de reales).

Además del dinero en efectivo, la entidad cuenta entre sus bienes con un avión, un helicóptero y un terreno en Barra da Tijuca, en Río de Janeiro, evaluado en USD 235,3 millones.

Tags
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)