9 de April de 2012 00:01

Son asistentes y también ‘espías’

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Fernando Baldeón se convirtió en una especie de espía del club Racing de Argentina entre el 2005 y el 2006. El ecuatoriano acudía a los entrenamientos y los partidos de ese equipo y chequeaba sus movimientos tácticos y técnicos. Realizaba estadísticas del rendimiento de sus jugadores y hasta averiguaba datos de su vida personal.

El ahora asistente de Carlos Sevilla, en el Independiente del Valle, hizo estas actividades en Argentina para aprobar su tesis llamada ‘Espía de Racing’.

La ‘Fiera’ Baldeón, como era conocido en su época de jugador, escogió ser ‘espía’ para aprender algo nuevo sobre el balompié y obtener el título de entrenador de la Asociación del Fútbol Argentino.

Investigó con mayor énfasis a Racing en el 2006, cuando el club era dirigido por Reinaldo ‘Mostaza’ Merlo. Así, logró el título de DT y volvió a Ecuador con la ilusión de dirigir a El Nacional. No cumplió su propósito. Llegó a ser asistente de los criollos, pero no estratega principal. Hace dos años salió de ese plantel y se dedicó a enseñar matemáticas en una escuela de Quito.

Luego, en abril del 2011, Baldeón recibió una llamada de Sevilla. “Te vienes a trabajar conmigo en el Independiente”, le dijo el DT. Fue la oportunidad que esperaba para aplicar sus estudios.

Ahora, analiza a los jugadores del Independiente y a los rivales, minuciosamente. Tiene programas informáticos que le permiten conocer datos de un jugador y que pueden ayudar al técnico a resolver dificultades durante un partido. También conoce las variantes que pueden hacer los DT .

Por eso, es usual ver a ambos dialogando en la zona técnica durante los cotejos. El asistente suele absolver inquietudes de Sevilla sobre datos de futbolistas.

Sus conocimientos han ayudado a sacar provecho incluso de leves detalles. Esto ocurrió, por ejemplo, en un partido en el que Independiente jugó a las 18:00. Baldeón recomendó al golero Librado Azcona que no eligiera el arco sur del estadio de Rumiñahui. Esto porque, a esa hora, los rayos del sol iluminaban ese sector y dificultaban la visibilidad.

Los jugadores le tienen confianza y suelen hacerle pedidos. Ellos reconocen que, en ocasiones, le han solicitado que hable con Sevilla para que no extienda las prácticas hasta las 13:00.

Baldeón también realiza visitas nocturnas a los jugadores que viven en el valle de Los Chillos, un día antes de un partido. Además, ha acudido a estadios del país para ver a los cuadros rivales. No es el único. Este trabajo también lo cumplen asistentes como Daniel Di Leo, de LDU; Óscar Quiroga, de Deportivo Quito; y Venancio Ramos, en El Nacional.

Daniel Di Leo prefiere pasar desapercibido en los estadios

La tarde del miércoles 28 de marzo, hace dos semanas, Daniel Di Leo y Edgardo Bauza estaban en uno de los palcos del Atahualpa. Ese día, dejaron la concentración de Liga para observar el juego de El Nacional ante Barcelona.

Viajaron del Complejo de Pomasqui al estadio para ver a los criollos y a los toreros, equipos con los que la ‘U’ debía enfrentarse más adelante. En el palco, estaban junto a hinchas de Barcelona. De vez en cuando, realizaban algún comentario, mientras los hinchas celebraban los goles toreros.

Ellos suelen ‘espiar’ a sus rivales en Quito. Cuando los partidos se juegan en otras ciudades, Di Leo suele tomar un avión y viaja. Al argentino le gusta pasar desapercibido en los estadios. Prefiere comprar la entrada por su cuenta y ubicarse en un lugar lejano. Lo hace para evitar conversaciones con conocidos y, así, concentrarse en tomar apuntes de los jugadores y de los sistemas utilizados.

Con esa información da reportes a Bauza, quien cuenta con más detalles para armar la estrategia de juego. Paradójicamente, los equipos siempre cambian esquemas cuando miden a LDU.

Aún así, su labor le permite identificar las virtudes y defectos de los equipos adversarios. Para ese trabajo cuenta con el apoyo de Maximiliano Bauza, hijo del DT, y quien realiza videos del club.

El ‘Camello’, como es conocido, también tiene otras labores. Resuelve problemas de jugadores y transmite a Bauza las inquietudes de los futbolistas.

Lo hace con confianza porque El ‘Patón’ es su amigo desde que jugaron en Rosario Central, entre 1986 y 1992. Y los hijos de ambos se tratan como familiares. Por ello, siempre está pendiente de Bauza y le “cuida las espaldas”.

Ramos es el nexo entre los jugadores y Saralegui

El entrenador Mario Saralegui y su compadre Venancio Ramos siempre ponen atención a las jugadas de pelota quieta de los conjuntos rivales. Se fijan en estas acciones a través de los videos de los equipos, un día antes de un partido de El Nacional. Para ellos, estas jugadas pueden ser claves para evitar un gol durante un cotejo.

Ramos siempre da sugerencias sobre tácticas mientras observan los videos. Lo hace con confianza porque conoce a Saralegui desde los 10 años. A esa edad, los dos jugaban en cuadros infantiles de su natal Artigas. Incluso, el DT es padrino de su hijo Gonzalo.

Hoy, ambos tienen 52 años y la amistad se ha fortalecido en El Nacional. Ellos planearon trabajar juntos desde que fueron compañeros en la Selección charrúa. Además, actuaron en el Mundial de México 1986.

Ramos siempre evita que su coterráneo tenga problemas. “Intento solucionar inconvenientes antes de que él los conozca. Mi labor es apoyarlo y no crearle problemas”.

Otra de sus actividades es dialogar con los jugadores. Les motiva cuando se sienten mal por ser suplentes por orden técnica. También les pregunta si desean jugar más minutos cuando no son tomados en cuenta desde el inicio.

Quiroga e Ischia pasaron de la cancha a la banca técnica

En 1985, Óscar Quiroga jugaba de arquero y Carlos Ischia de mediocampista en el Júnior de Barranquilla. Ahí, forjaron una amistad que hoy perdura.

Quiroga, actualmente, es asistente de Ischia en Deportivo Quito. Por esta labor, ha debido viajar a Ambato, Riobamba y otras ciudades del país. Lo ha hecho para analizar los sistemas tácticos de los equipos rivales.

Ambos suelen revisar videos de los rivales con mucha frecuencia. Quiroga también conoce las características de jugadores, que ayudan a Ischia a armar las alineaciones.

Fernando Baldeón
Nació en Quito  el 25 de febrero de 1959. Jugó en  El Nacional de 1975 a 1990. Fue campeón ecuatoriano   en 1982, 1983, 1984 y 1986.
Fue seleccionado   en 1981, 1983, 1984, 1985 y 1987. Obtuvo el título de DT  en Argentina, entre el 2005 y el 2006. Hoy es asistente técnico de Independiente.  
 
Daniel Di Leo
Nació  el 2 de enero de 1961 en Rosario, Argentina. Fue jugador en Rosario Central, Colón de Santa Fe y Talleres.
Como asistente  ha trabajado   trabajó junto a Edgardo Bauza en Rosario Central, Colón, Vélez, S. Cristal y Al Nasser. Hoy lo asiste  en Liga Deportiva Universitaria-Q.

Óscar Quiroga
Nació  en Bahía Blanca, Argentina, el 19 de febrero de 1951. Fue un destacado arquero del Junior de Barranquilla.
También  actuó en clubes  como Talleres de Córdoba y defendió a la ‘Albiceleste’. Desde el año pasado trabaja con el DT Carlos Ischia, en Deportivo  Quito.

Venancio Ramos
Nació  el 20 de junio  de 1959 en Artigas, Uruguay. Actuó  en Peñarol, Racing  , Nacional y Defensor Sporting (Uruguay),  Lens   (Francia) e Independiente de Avellaneda    (Argentina).
Jugó con  Mario Saralegui el Mundial de México 1986.  Hoy, lo asiste en el equipo criollo El Nacional.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)