17 de April de 2011 00:00

La sombra de ‘Gonzalo Chila’ aún acecha al futbolista Ángel Cheme

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Acaba de despertarse de la siesta y está de buen humor. Es la tarde del jueves 7 de abril y baja a la sala de su casa, en el norte de la capital, y se acomoda en un espacioso sofá crema. Viste jeans, chompa, una camiseta y gorra Converse.

¿Cómo debo llamarlo, Ángel o Gonzalo? , le pregunta este Diario. “Llámeme por mi nombre: Ángel Cheme”, pide el jugador de Liga, quien el 9 de diciembre del 2010 fue suspendido dos años por la Ecuafútbol.

Esto, tras un informe de la Comisión Disciplinaria de la FEF, que determinó que él usó los documentos de Gonzalo Chila Palma para actuar como futbolista.

En la sala hay cinco fotografías que recuerdan su paso de ocho años por el fútbol. En las gráficas aparece vistiendo las camisetas de Olmedo, Aucas y Liga, los tres equipos en los que militó desde el 2003, cuando debutó en el cuadro oriental.

También está enmarcada una nota que le realizó Últimas Noticias, en noviembre pasado, comiendo cebiche y sonriendo feliz en un patio de comidas.

Cheme mira las fotos con nostalgia. Sin embargo, respira aliviado: “Con mi familia estamos tratando de superar los malos momentos. El apoyo de ellos ha sido fundamental para mí”.

Hasta diciembre del año pasado, el volante-delantero era conocido como Gonzalo Chila. Sin embargo, el escándalo le estalló en la cara en la primera semana de ese mes, cuando la ‘U’ se aprestaba a disputar la final de vuelta ante Emelec, por el torneo local. En Guayaquil, una persona lo denunció a través de los medios de información. Se trataba del verdadero Chila, quien aseguró ser pastor evangélico.

Su argumento fue que en el 2008 intentó sacar un pasaporte, pero que no pudo hacerlo, porque había un documento expedido a nombre de Gonzalo Chila, jugador de Liga. Por ello, puso una denuncia el 16 de diciembre de ese año. Sin embargo, el hecho se hizo público dos años después, cuando el pastor denunció el caso a través de los medios.

Una sanción deportiva y una indagación de la Fiscalía

La FEF anuló de sus registros la ficha del jugador y a la par envió la información a la Fiscalía para que el caso continúe indagándose. Primero se investigó en Guayaquil, en donde se presentó la denuncia, pero luego el expediente fue enviado a Riobamba, en donde supuestamente Cheme (antes Chila) habría renovado una cédula.

Sin embargo, la indagación se trasladó a Quito, pues al parecer, en el 2003, en la capital se sacó la primera cédula de Cheme con su nueva identidad de Chila. La Fiscalía continúa con la fase de indagación previa y las investigaciones se mantienen en absoluta reserva.

Hoy Cheme está bajo la lupa del Ministerio Público y a la par, tiene la sanción deportiva de la Ecuafútbol. Liga decidió apoyarlo y el futbolista esmeraldeño continúa entrenándose a diario en el complejo de Pomasqui, a cambio de una remuneración, según certifica Santiago Jácome, el gerente técnico del equipo azucena . “No es lo mismo que ganaba antes, pero le ayuda para que él y su familia vivan sin apremios”.

El esmeraldeño agradece la ayuda de Liga y de los directivos Rodrigo y Esteban Paz, aunque reconoce que es duro entrenarse y no jugar. Desde que le impusieron la sanción deportiva ha optado por el bajo perfil. “Voy a los partidos de Liga cuando juega de local, pero cuando la gente me pregunta cómo estoy y eso (sic), me pongo triste, no sé qué decir, prefiero el silencio”, dice Cheme

El futbolista se acomoda la brillosa gorra y dice que todo empezó como “una cosa de muchachos”. Según su versión, él y Chila se conocen desde la infancia cuando eran vecinos en Muisne. En el 2003, asegura, vinieron a Quito y decidieron probarse en la Sub 20 del Aucas.

“El ‘profe’ que hizo las pruebas me dijo: tú sigues viniendo. Pero yo en ese tiempo tenía 21 años. Entonces su tío Washington E. me dice: “Tú vas a jugar con los documentos de Júnior, como le decían a Chila”. Según el jugador, luego acudieron al Registro Civil a sacar la cédula. “Fuimos los tres, aquí me tomé la foto, me tomaron las huellas y puse la mano' Ellos retiraron la cédula”.

La versión ha sido rechazada por Chila. “Nunca le hemos dado los documentos al jugador. Yo no veo fútbol ni por televisión”.

Su versión es reforzada por su abogado Javier Roca. “Aquí lo que se está tratando es de desviar la atención. Hubo un acto de suplantación de identidad y eso es lo que las autoridades deben esclarecer. Se ha dicho que el señor Chila conocía de este caso. Eso no es cierto”, dice vía telefónica desde Guayaquil.

Para su esposa también era Chila

Desde el 2003, Cheme o ‘Gazú’, como le conocen en Muisne, empezó a ser conocido en el entorno futbolístico como Gonzalo Chila. Incluso su actual pareja, Diana Legarda, lo conoció con ese nombre.

La familia de Legarda era muy hincha del Aucas y allí conoció al futbolista. Se hicieron pareja y hace cuatro años, cuando ella estaba esperando el nacimiento de Mateo, su primer hijo, el delantero le confesó lo sucedido. Fue durante un viaje a Esmeraldas. La pareja pernoctó en Santo Domingo y allí la mujer encontró una cédula que indicaba que su pareja se llamaba Ángel Cheme y no Gonzalo Chila, como ella creía.

La mujer tiene el cabello teñido de rojo y el rostro amigable. “Fue un golpe muy grande, pero él me explicó por qué lo hizo y le entendí. Desde ese momento, le dije tratemos de solucionar las cosas por la vía legal, para que él recupere su identidad”, confiesa.

La pareja asegura que los problemas por la identidad empezaron cuando el jugador pasó del Olmedo a Liga a finales del 2008. Entonces, según su versión, Chila empezó a pedirles dinero para no denunciar el caso. “Le deposité plata a una cuenta de la hermana. Deposité unas seis veces USD 200 ó 300. Ángel también les dio dinero”, afirma Legarda.

Roca, el abogado de Chila, dice que su defendido no ha recibido dinero y que lo único que siempre le interesó durante el proceso es recobrar su identidad. “Velaremos por que se haga justicia”.

En cambio, Julio Vasco, el defensor de Cheme, dice que durante la investigación deben esclarecerse “las contradictorias versiones de Chila”. “Presenta una denuncia en el 2008, en el 2009 da a conocer que la persona que lo suplantó es Ángel Cheme y recién en el 2010 acude a Liga”.

Los hijos de la pareja cambiarán de apellido

Mateo tiene cuatro años y es un infante inquieto y sociable. Tiene el cabello rizado y la piel morena como su padre Ángel, de quien también heredó el gusto por el fútbol. “Le pega bien al balón y juega de todo”, dice Cheme.

Mateo y Ariel, de un año, son los dos hijos de la pareja. Ellos fueron inscritos con el apellido Chila. Ahora, según confiesa su madre Diana Legarda, están en proceso para cambiarse el nombre. El pasado jueves, ella se reunió con un abogado de su familia para realizar los trámites.

El jugador mira el corretear alegre de Mateo. Esa tarde del jueves 7, Ariel dormía en la parte superior de la casa. El futbolista dice que ellos, su esposa y su madre Paula son su razón para luchar.

¿Y el futuro? Edgardo Bauza, el técnico albo, dice que dos años es un tiempo demasiado largo para esperar a un jugador. El ‘Patón’ dice que Liga apelará la sanción en junio, cuando se cumplan seis meses de la sanción.

“Lo único que yo sé hacer es jugar. Espero que todo esto pase y poder seguir haciéndolo por mi familia”, dice el jugador.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)