19 de November de 2013 08:06

Signorini y la lesión de Messi: ‘Lo va a terminar favoreciendo’

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Fernando Signorini, ex preparador físico del seleccionado argentino, cree que Lionel Messi se verá favorecido por la pausa que le obliga a hacer su lesión, frente al "cansancio" con el que otras estrellas llegarán al Mundial de fútbol de Brasil 2014. "

Messi llegó a un límite y va a reaccionar. Que la lesión sea ocho meses antes del Mundial lo va a terminar favoreciendo porque le da la posibilidad de recuperarse en lo físico y lo mental", dijo Signorini, que estuvo al lado de Messi como preparador físico en la Copa del Mundo de Sudáfrica 2010.

"Parar le sirve para relajarse y descansar, mientras los otros se siguen exigiendo. Leo va a crecer, aprender a manejar sus ansiedades y emociones", añadió.

Messi se rompió el bíceps femoral de su pierna izquierda el 10 de noviembre y no jugará hasta el año próximo. Semanas antes de que se lesionara, Signorini había anticipado que sería "un milagro" que la estrella del Barcelona llegue "en forma" al Mundial.

"Era una sensación que tenía por el calendario que está obligado a cumplir y los viajes que hace para satisfacer el negocio, encima con una maratón de cuatro años de partidos", explicó el preparador físico que trabajó con el exfutbolista Diego Maradona entre 1983 y 1994, al que luego acompañó cuando fue seleccionador argentino.

Antes de Sudáfrica 2010, Signorini dijo que ningún jugador llegaba en condiciones de ser figura: "Fue así, no hubo grandes figuras y menos grandes espectáculos. Va seguir pasando lo mismo".

[[OBJECT]]

Para Brasil 2014, su pronóstico es igual: "No me cabe duda de que las estrellas van a llegar cansadas al Mundial. No se privilegia la calidad del juego, total la gente igual lo mira".

Para el preparador físico la situación "no va a cambiar" hasta que "los jugadores reaccionen. Mientras ellos están en la cancha, los dirigentes fuman un puro en los palcos y hacen negocios".

En los últimos 12 meses, Messi acumuló partidos, giras, viajes con el Barcelona y la selección y descansó poco. También fue padre y, por primera vez, su impecable imagen pública se sacudió dos veces: tuvo problemas con el fisco español y en la prensa se publicaron fotos suyas en una supuesta fiesta con una "stripper".

Luego se dijo que las imágenes eran falsas. "¿Cuánto influye? De la piel para dentro, uno incluye todo, nadie puede escapar de eso. Dentro del total, esto quizá sea un puñadito que después se hace una montaña", comentó Signorini.

"Me importa más lo psicológico que el físico. Puede ser un cúmulo de situaciones. Estar empeñado en batir récords y la locura de jugar tal vez hizo que no se tomara el tiempo suficiente para volver y se acelere el regreso. Ahora él va a preferir parar un día más", dijo.

La obsesión de Messi por jugar siempre no es nueva para Signorini, que lo trató en el día a día durante Sudáfrica 2010 y sabe que al crack de 26 años tampoco le gusta ser sustituido: "Reacciona como un chico al que le sacás un juguete, pero ya no es un chico". "Diego (Maradona) sentía un compromiso ineludible con la gente y a Leo le pasa algo parecido, sabe que en las tribunas esperan por él. Como Diego, actúa por la pasión más que la razón y eso después es la matriz de los futuros problemas", señaló.

Messi, afectado por una lesión muscular por cuarta vez en ocho meses, negó un distanciamiento con Juanjo Brau, su fisioterapeuta en el club español.

"Siempre se habla. Tiene excelentes profesionales a su alrededor, tanto en Barcelona como Luis García (kinesiólogo de la selección argentina). Ellos lo van a llevar bien", afirmó.

Signorini consideró que Messi "no puede jugar a pesar de todo" y cree que a raíz de la lesión "va a tomar conciencia de esto y le va a servir como lección para ser más selectivo. Es muy riesgoso coquetear con los bordes del abismo. Es inteligente y lo va a entender".

Ahora, añadió, es "importante decir que no a algunos partidos. Si Argentina juega amistosos en 2014, no es necesario ver a Messi para saber cómo está".

El preparador físico cree que Messi podría enfocarse en Brasil tal como hizo Maradona con México 1986, cuando Argentina ganó su segunda Copa del Mundo.

"Tres meses antes, Diego privilegió ese objetivo, más allá de que respondía a los intereses del club. Ponía cuidado en lo que podía desviarlo", dijo, a la vez que remarcó que en aquel Mundial la Argentina concentró 45 días antes, mientras que a Sudáfrica fueron 9 días antes.

Signorini también pidió no entrar en las "odiosas y perversas" comparaciones: "Si se hubiera nacionalizado español, Messi ya hubiera sido campeón del Mundo y no cambia nada, sería un fenómeno igual que ahora", dijo y, entre risas, pronosticó que "si Argentina logra el título en Brasil y Leo juega bien, se puede presentar para presidente del país en 2015, porque ganaría con mayoría absoluta".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)