20 de February de 2012 00:03

La Serie B tendrá tres etapas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Con siete equipos dirigidos por entrenadores ecuatorianos, dos planteles con estrategas brasileños, otros dos con argentinos y un DT paraguayo, este año la Serie B se jugará con un sistema de Campeonato diferente al del 2011.

Aunque al final de esta temporada, los premios y castigos serán los mismos: dos planteles, los mejores del año, ascenderán a la Serie A y dos descenderán a la Segunda categoría.

Así, con presupuestos bastante limitados, con adversidades económicas y combinando jugadores juveniles y experimentados, siete equipos confiarán en estrategas ecuatorianos.

Los tres clubes de Guayaquil serán una vitrina para Kléver Fajardo, en River Plate; Hernán Vizcarra, en Rocafuerte; y, Ricardo ‘Bocha’ Armendáriz, en el recién ascendido Ferroviarios.

Armendáriz, de 57 años, tendrá el reto de sostener al equipo de Durán en esta categoría en su primer año. Igual desafío enfrentará el DT guayaquileño Juan Yépez, de Mushuc Runa, el otro plantel novel en la categoría.

Una de las curiosidades, antes del inicio del Campeonato, fue que el estratega ecuatoriano Humberto Pizarro estuvo al frente del Valle del Chota durante 24 horas. Él fue presentado por la directiva del plantel, presidida por el ex futbolista Agustín Delgado. Sin embargo, al siguiente día de ser presentado, dejó el cargo.

A partir de ese hecho, se nombró como entrenador a Marcelo Ribeiro Gigoski, DT brasileño que dirigirá un equipo por primera vez fuera de su país.

Asimismo, otro brasileño en el fútbol ecuatoriano será Cipriano Valentín, ratificado en el descendido Imbabura, el año pasado.

Dos equipos que serán protagonistas en este torneo, Universidad Católica y Espoli (este último descendido el 2011), tendrán a entrenadores argentinos. Jorge Célico, en la ‘Chatoleí’, y Salvador Ragusa, en el equipo policial, que confirmó su continuidad para jugar como local en la provincia de Santo Domingo de los Tsáchilas.

Uno de los planteles con mayor dificultad económica para contratar jugadores es la Universidad Técnica de Cotopaxi. Incluso, el DT ecuatoriano Patricio ‘Pavo’ Revelo, a quien en principio se encargó el equipo, la semana pasada expresó su malestar por no tener un plantel competitivo.

Aunque en Latacunga han sonado nombres de entrenadores para dirigir al equipo, Revelo iniciaría el torneo al frente de UTC.

Otro entrenador ecuatoriano que deberá sortear las adversidades de esta categoría será José Villafuerte, en el Grecia, de Chone. El primer reto de este equipo manabita será encontrar un estadio que preste las condiciones y cumpla los requisitos exigidos por la Federación. Esto porque el estadio de las Chonanas, en principio, no fue calificado.

Uno de los pocos equipos que encontró un espaldarazo financiero fue Deportivo Azogues. El plantel ‘guacamayo’ tendrá objetivos diferentes para mantenerse en la categoría con Eugenio Morocho como presidente del club.

Morocho también es el alcalde de Azogues. Para esto se proyecto futbolístico habrá una inversión de USD 500 000 y se reforzó el equipo con jugadores cuencanos como José Granda, Raúl Alvarado, entre otros.

El calendario de esta categoría no tendrá paralizaciones por los partidos de la Selección.

Los detalles del sistema

En la primera etapa  se jugarán 22 fechas todos contra todos. En la segunda habrá dos exagonales organizados según la ubicación de los equipos en la tabla.  

En la tercera etapa  se volverán a jugar dos hexagonales. Uno de ascenso y otro de descenso. Los equipos con  el peor  puntaje descenderán a Segunda.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)