4 de April de 2011 00:00

Saralegui logra encarrilar a los militares en el triunfo

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Parece que los padecimientos de El Nacional han quedado atrás. La última derrota del equipo quiteño fue en la séptima fecha.

Los ‘rojos’ cayeron ante el Manta por 1-0, en el Jocay. Desde ahí el cuadro del técnico uruguayo Mario Saralegui no volvió a perder.

En las últimas cuatro fechas, El Nacional ha sumado tres victorias y un empate. El sábado los ‘criollos’ demostraron ser superiores a Espoli y vencieron por 3-0.

Saralegui utilizó por segunda ocasión a Marvin Pita como volante de corte. En la fecha anterior, ante Deportivo Cuenca, ya lo puso en ese lugar con éxito.

Pita, nuevo capitán de El Nacional, no tuvo problemas para adaptarse a esa posición. Él habilitó dos veces al punta Juan Luis Anangonó, ayudó a Flavio Caicedo a romper el juego de Espoli y se sumó al ataque de su equipo.

Saralegui tiene un equipo motivado. Los problemas extrafutbolísticos, como el que ocurrió con Fricson Erazo, a quien la directiva le retiró la capitanía porque no estuvo de acuerdo con sus declaraciones en Manta, no han quebrantado la unión.

El Nacional se ha convertido en un cuadro solidario. Todos los jugadores tienen la responsabilidad de marcar cuando pierden la pelota. Ante Espoli, hasta Juan Anangonó y Édison Preciado cruzaban la media cancha para ayudar a defender.

El Nacional también ha aprendido a jugar con dos sistemas tácticos. En el primer tiempo Saralegui paró a la zaga con cuatro hombres. Para el complemento la modificó y puso una línea de tres.

A Christian Lara se lo nota recuperado y activo. El ‘Diablito’ fue el socio ideal de Pita y Renato Ibarra a la hora de crear jugadas de riesgo. En el segundo tiempo dejó la zona de volantes para ser el segundo delantero del elenco.

El primer gol nació de una jugada colectiva. Un centro de Pita, a los 28 minutos, fue cabeceado por Anangonó, quien habilitó a Lara para que anotara.

El cuadro militar no permitió que Espoli se levantase. Los volantes Lara y Renato Ibarra se apoderaron de la pelota y originaron cinco ocasiones claras de gol.

Espoli demostró que no cuenta con un futbolista que organice al elenco. Carlos Quillupangui intentó ser el armador en los primeros 15 minutos del partido, pero se diluyó ante la marca del lateral zurdo Ricardo López.

El Nacional apuntaló el ataque en el segundo tiempo. Saralegui puso a cinco volantes para que acompañaran a los dos arietes.

Esa figura le permitió tener a López y a José Madrid como dos aleros, que subían constantemente por la banda izquierda y derecha, respectivamente.

En el minuto 62, Édison Preciado, quien fue expulsado en el 75’, concretó la segunda anotación. La zaga policial le otorgó facilidades a los delanteros ‘rojos’.

La goleada se cerró con un toque de Edmundo Zura, al minuto 87, luego de un centro de Madrid, quien también ha subido su nivel con Saralegui, que está formando a un plantel joven y dinámico, que crece en cada jornada.

La figura

Marvin Pita cambió de posición

Mario Saralegui lo colocó como volante de corte, pero Pita también administra el juego de su equipo. Habilita a los delanteros y controla los partidos. Demuestra gran personalidad.

La contrafigura

Ives Quitana aporta poco a su equipo

El volante de Espoli pasó desapercibido. No abasteció a Javier Guarino ni intentó crear opciones de gol. Terminó reemplazado en el segundo tiempo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)