17 de April de 2011 00:00

Saralegui usa anécdotas de su carrera para motivar a su plantel

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El 5 de marzo de este año, los jugadores de El Nacional estaban frustrados. El camerino que ocuparon en el estadio Jocay de Manta estuvo a punto de convertirse en un ring de boxeo.

El zaguero Frickson Erazo reclamó fuertemente al delantero Edison Preciado, quien había desperdiciado ocasiones de anotar, en la derrota 1-0 ante El Manta. El resto del plantel y el cuerpo técnico intervinieron de inmediato para evitar que se golpearan.

En ese momento Mario Saralegui, DT de los militares, decidió que debía conversar con sus futbolistas para que se unieran. El entrenador uruguayo recurrió a charlas de motivación para levantarles el ánimo y lo consiguió. Ahora los rojos son cuartos con 18 unidades.

Las charlas del DT uruguayo se basaron en anécdotas de su vida de futbolista en Peñarol, Barcelona, Emelec, la Selección de Uruguay, entre otros.

Para dialogar con el grupo, el cuerpo técnico no tomó a la riña como un hecho puntual, sino que hablaron en términos generales. Pero los jugadores consideran a esa pelea como positiva, porque los hizo reaccionar y le dio un aire fresco a la convivencia.

“Fue lo mejor que nos pasó, porque hizo que el equipo se uniera”, aseguró Marvin Pita, quien ha jugado 11 partidos este año.

El mensaje de unidad que impartió Saralegui se les grabó a los 30 jugadores, quienes comprendieron que no obtenían nada peleando entre ellos.

El Nacional empezó en diciembre del 2010 la pretemporada, que duró hasta la última semana de enero. El elenco tuvo tres partidos amistosos antes de empezar el torneo, por lo que había jugadores que no estaban acoplados.

El primer paso que dio el entrenador fue brindarles continuidad y confianza a quienes no se destacaron en el 2010. Edison Preciado y Christian Lara son dos de esos casos.

La temporada pasada ellos fueron alternantes en El Nacional y Liga de Quito, en ese orden. En este Campeonato ambos han estado en 12 encuentros y suman cinco goles entre los dos. “El profesor (Saralegui) me devolvió las ganas de jugar”, confesó Preciado.

En el grupo habían jugadores que estaban desanimados porque no eran titulares. A ellos, el técnico les pidió que no se desesperaran. Una costumbre que tiene el cuerpo técnico es reunir a la plantilla antes del primer entrenamiento de la semana. Ahí, Saralegui habla de los errores que deberán mejorar.

“Todos debemos estar comprometidos y listos para defender a este equipo”, les dijo a los futbolistas el DT el martes pasado.

Uno de los jugadores que estaba desmotivado era Edmundo Zura, quien perdió la titularidad por una lesión, que no le permitía tener regularidad.

El delantero imbabureño encontró calma en las palabras del entrenador. Zura lleva tres goles en el año, de los que ha marcado dos en las dos últimas fechas.

En las prácticas el cuerpo técnico combinó la motivación con cambios tácticos. Marvin Pita fue colocado como volante mixto debido a su técnica.

La función de Pita es dar tranquilidad a sus compañeros en los partidos y ser el ejemplo de disciplina dentro del grupo. Hace cinco fechas es el capitán.

Desde el año pasado Saralegui lo estaba preparando para darle esa responsabilidad. Frecuentemente hablaban de cómo tenía que ser su comportamiento.

Hoy el técnico quiere que la racha positiva continúe. Desde las 12:00, el plantel criollo se enfrenta a Deportivo Cuenca en el estadio Atahualpa. En el juego de ida, empataron 2-2 en Cuenca.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)