24 de January de 2013 00:36

La sangre nueva de Liga funcionó

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Fue una pelota que Carlos Feraud la metió con el empuje de toda una hinchada sedienta de triunfos y Liga de Quito aprobó su primer examen copero del 2013, anoche, en Casa Blanca. La ‘U’ tuvo el aire y la paciencia suficientes para ganar a Gremio 1-0 y conseguir la mitad del boleto en su intención de entrar a la fase de grupos de la Libertadores.

El volante Feraud, a los 75’, desahogó todas las frustraciones acumuladas desde el año pasado en Ponciano. Fue en una jugada matizada por la desesperación, pero que tuvo un tras cámaras que es para contarlo línea a línea.

El partido que tenía un vértigo acelerado se paró por una lesión de Dida, el golero de Gremio. Todos presentían que estaba fingiendo para quemar tiempo, pero no fue así. El experimentado guardameta no pudo continuar por un golpe en su hombro. Salió de la cancha e ingresó Marcelo. Los brasileños se tomaron todo el tiempo hasta que caliente el guardameta suplente.

Dida no tuvo mayores exigencias y se dio el lujo de salir caminando en medio de un estadio que presionaba por apurar su salida. Los 10 días de acomplamiento en la altitud quiteña demostraba que Gremio tenía oxigeno suficiente como para que no le marcaran goles y pensar en un triunfo. Pero la lesión de Dida no estaba en sus planes.

[[OBJECT]]

Marcelo, el golero alternante, entró a la cancha y la segunda vez que tocó la pelota fue para sacarla del fondo de su arco. Anecdótico. No tuvo tiempo de acomodarse ni saludar a nadie cuando le cayó el tanto de Liga de Quito.

Fue en una acción dramática. El primer remate de Enrique Vera topó en el travesaño, la pelota se paseaba por el área de Gremio y apareció Feraud para conseguir el triunfo albo. La Casa Blanca se convirtió en un manicomnio. En la cancha, todos se abrazaron y Feraud terminó dedicándole el tanto a Edgardo Bauza. El DT albo fue quien pidió su fichaje.

El gol llegó en el momento oportuno porque Gremio atacaba buscando asegurar un triunfo con un jugador como Eduardo Vargas que se bajó del avión al mediodía y entró a jugar en el segundo tiempo.

La victoria fue más meritoria por lo que mostró Gremio. Los visitantes generaron cinco ataques y en dos de esas jugadas el balón impactó en el travesaño. En otras dos jugadas Alexander Domínguez evito la caída del arco albo. Hubo más emoción en el segundo tiempo que en el primero. En el arranque del cotejo se trastocó todo muy temprano en la ‘U’.

El nuevo motor que Bauza, entrenador ‘azucena’, instaló por el costado izquierdo, el manabita Francisco Rojas, apenas empezaba a calentar y se averió. Fue en el primer desborde que hizo, a los dos minutos, en una acción en la que aparentemente no hubo mayor fricción.

Rojas se levantó, dio unos 20 pasos y se volvió a caer. El cuerpo médico le atendió intentando que el jugador se recuperara, pero no hubo medicina ni agua milagrosa que lo aliviara. Rojas estiraba, movía su pierna estirando al máximo y con sus ganas intentaba aplacar el dolor. No hubo como y pidió cambio. Ingresó el ‘Pato’ Urrutia.

Fue el segundo tachón imprevisto en el libreto del ‘Patòn’. El primer borrón le tocó hacerlo en la mañana cuando le confirmaron que José Madrid, el lateral derecho, no podía jugar porque tenía que pagar una deuda pendiente del año pasado, cuando jugaba para El Nacional. Una mala noticia que cambió el discurso desde la charla técnica.

Sin Madrid y sin Rojas, como pistones del renovado motor albo, Bauza tuvo que recurrir a los repuestos que conservó del año pasado. Hubo un movimiento táctico: Fernando Hidalgo, de lateral derecho, le reubicó a Néicer Reasco por izquierda, y le acomodó a Patricio Urrutia, de volante.
El engranaje funcionó media hora y la ‘U’ comenzó a trabarse. Gremio fue una demostración de cómo ahorrar energía. Los primeros 30 minutos esperó a su rival cosechando tiros libres cerca del arco merengue. Elano y Zé Roberto hicieron gala de sus habilidades con el balón.
En el segundo tiempo ellos fueron quienes crearon la mayor cantidad de oportunidades de gol generadas por el conjunto brasileño. No tuvieron estragos en altura gracias a los nueve días de entrenamiento en la capital.

En la complementaria, Bauza apostó por Luis Fernando Saritama y Carlos Arboleda. Dos elementos nuevos que tuvieron el mérito de acoplarse a lo que les pidió Bauza y conseguir el triunfo.

Ahora Liga deberá buscar la otra mitad del boleto en el estadio Olímpico de Porto Alegre, el próximo miércoles a las 19:00.

Las claves

El ingreso  de Carlos Arboleda en lugar de Patricio Urrutia fue clave en la ‘U’. El DT Edgardo Bauza decidió sacar al ‘Pato’ que ingresó a los 8’ por la lesión de Francisco Rojas. El ‘Patón’ dio una lectura acertada en el ingreso de Arboleda que entró a jugar por izquierda.

Mantener  a Carlos Feraud resultó determinante. Cuando había presión de la hinchada por el ingreso Luis Fernando Saritama, hubo la decisión de sacar a Pablo Vitti y dejar en la cancha a Feraud, que al final anotó el gol del triunfo.

Las atajadas  de Alexander Domínguez y la ayuda del travesaño en dos disparos de los brasileños.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)