14 de March de 2013 19:12

San Lorenzo buscará no desentonar con el Papa Francisco, su hincha más famoso

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El San Lorenzo, equipo del que es simpatizante el Papa Francisco, visitará el sábado al Colón de Santa Fe, penúltimo en la clasificación de la Liga argentina de fútbol, con la premisa de fortalecer sus posibilidades de permanencia en la Primera División.

Desde hace dos años el conjunto azulgrana lucha a brazo partido para regularizar su situación en ese aspecto, lo cual depende de que mejore su bajo promedio de puntos de las últimas temporadas.

Jorge Mario Bergoglio, Papa desde el miércoles pasado, es uno de los sufridos hinchas del equipo que ya padeció la desdicha del descenso en 1981, situación de la que los santos salieron en la temporada siguiente.

En aquellos tiempos también debió rematar su estadio e irse del límite de los barrios de Almagro y Boedo a otro rincón de Buenos Aires, situación que acaba de revertir una ley de "restitución histórica", que le permitirá al club santo volver al lugar donde cimentó su gloria deportiva.

San Lorenzo se sacudió el miércoles cuando fue anunciado Bergoglio como sucesor de Benedicto XVI en el Vaticano, sus hinchas revolucionaron las redes sociales con mensajes en los que se intentó evitar toda duda sobre el equipo que Francisco lleva en su corazón desde su niñez.

Hace cinco años los dirigentes le pidieron que oficiara una misa en la capilla junto a la cual un cura salesiano de 25 años, llamado Lorenzo Massa, promovió en 1908 que un grupo de niños, a los que había arropado para que jugaran al fútbol en un lugar seguro y no en la calle, crearan un club. La misa debía celebrarse para conmemorar el Centenario de la entidad deportiva.

Un directivo le propuso ir a buscarlo en su coche, pero Bergoglio prefirió trasladarse en transportes públicos hasta Boedo, en la zona sur de la ciudad, y llegar como un hincha más a la Iglesia de San Antonio de la calle México.

Y vos por qué te fuiste, que ahora no le hacemos un gol a nadie?, le dijo Bergoglio a Alberto Beto Acosta, un goleador azulgrana que se había retirado tras una carrera plagada de éxitos en Argentina y Chile.

"Habemus Papa", dicen los vecinos del barrio de Boedo con la mano en el corazón, aseguran que tras la bendición de Francisco el equipo permanecerá en la Primera División por "saecula saeculorum" y que volverá a ser campeón como en tantas ocasiones.

El San Lorenzo buscará el sábado en la ciudad de Santa Fe comenzar, dentro de lo que se pueda, a ponerse a tono con la investidura de su hincha más famoso, y hacerlo sentir orgulloso.

En el estadio del Colón, hace poco más de un año, retiraron entre gallos y medias noches una imagen de la virgen de Guadalupe porque "daba mala suerte". Un mes y medio después un jugador del equipo confesó públicamente que la estatuilla se había roto a pedazos cuanto cayó al suelo por un descuido. Ahí jugará este fin de semana el equipo del Papa Francisco.

De momento, los que ocupan los puestos del descenso en la Liga argentina son Unión, San Martín e Independiente de Avellaneda. Cerca de ellos están Quilmes, Atlético Rafaela, San Lorenzo y Argentinos Juniors.

Para que el asunto termine de una vez por todas, quedan 14 jornadas, y en el próximo torneo ya no habrá descensos por bajos promedios de puntos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)